10 consejos para no equivocarse a la hora de elegir una franquicia


fotobefranqucia

Redacción

BeFranquicia


La consultora de franquicias BeFranquicia ha elaborado el “Decálogo para no equivocarse en la elección de una franquicia”. Diez puntos clave, que permiten a todas aquellas personas interesadas en abrir una franquicia tener claros los aspectos que son determinantes para acertar a la hora de elegir entre tanta oferta de cadenas de franquicias, y convertirse en empresarios franquiciados.

Y es que, como ocurre en cualquier sistema de negocio, ni todos los conceptos son de éxito ni todos son recomendables. Por eso, desde BeFranquicia nos recomiendan seguir estos 10 consejos:

  1. Autoanálisis: no todo el mundo sirve para ser empresario, ni, en el caso de la franquicia, para operar con las directrices que se marcan desde la central franquiciadora, que ya ha sido testado de antemano que funcionan. Salirse de estas reglas intentando actuar por cuenta propia suele conllevar al fracaso y al deterioro de la relación entre ambas partes. El buen franquiciador marca el camino del éxito, porque los errores ya los cometió él antes de empezar a franquiciar. El candidato a franquiciado ha de tener claro que se va a convertir en empresario, bajo el paraguas de una marca, y que no ha de tener ninguna prisa al elegir una franquicia, ni tener dudas sobre el paso que va a dar.
  2. Elegir la actividad: el sistema de franquicias se desglosa en una gran variedad de sectores de actividad, por lo que es necesario tener claro en cuál se quiere emprender, según los gustos de cada uno, la experiencia profesional, si se prefiere trabajar con productos o servicios, estudiando si se encuentra en un momento de auge o no…
  3. Capacidad financiera: entre todas las enseñas que integran la franquicia, hay rangos de inversión para todos los bolsillos, favoreciendo opciones asequibles para autoemplearse y estar al frente del negocio o para invertir delegando la gestión del día a día. También hay que informarse sobre si las marcas seleccionadas ayudan o no en la obtención de financiación, si tienen firmados convenios de colaboración con entidades financieras…
  4. Recabar información: hoy en día hay diversas fuentes de información a las que poder acudir, con el fin de documentarse en profundidad sobre todo lo que rodea a la franquicia; por ejemplo, se puede consultar el Registro de Franquiciadores (http://franquicias.comercio.es/), donde todas las cadenas están obligadas a facilitar sus datos actualizados sobre aspectos como el número de establecimientos, propios y franquiciados, los años que lleva en el mercado, si tienen o no control de calidad, si están adheridas a sistemas de arbitraje o a códigos deontológicos… También existen revistas especializadas, portales en Internet, ferias de franquicias, cursos, guías, consultoras o la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), como canales principales para obtener información sobre este sistema de negocio.
  5. Visitar a franquiciadores: una vez que se tiene claro en qué sector operar y con qué posibles enseñas, hay que reunirse directamente con el franquiciador de cada una de ellas (es conveniente elegir tres como máximo, para no dispersar la oferta) y solicitar información precontractual (que las marcas están obligadas a entregar al candidato 20 días antes de la firma o de cualquier desembolso económico, para que la estudie el candidato a franquiciado), con todos los datos completos y veraces sobre su franquicia: procedimientos, operativa, aperturas, cierres, direcciones de los locales abiertos, presencia internacional, registro de la marca… Por su parte, el candidato está obligado a no desvelar esta información, firmando una cláusula de confidencialidad.
  6. Acudir a eventos de franquicias: anualmente se celebran en España una serie de eventos específicos sobre la franquicia, especialmente ferias monográficas, que permiten mantener un contacto directo con los franquiciadores y asistir a ponencias y mesas redondas impartidas por expertos en este sistema de negocio. Asimismo, se organizan seminarios, jornadas y demás actos relacionados con la franquicia, a los que es muy útil acudir, para conocer más a fondo la realidad y la actualidad de esta fórmula de colaboración empresarial.
  7. Visitar a franquiciados: es importante no tener ninguna duda sobre el negocio a montar; para ello, el mejor cauce para conocer el funcionamiento de una enseña es visitar a los franquiciados que ya operan en la red, en distintas ciudades, para saber de primera mano aspectos esenciales, como el trato con la central, si han contado con su ayuda en la inversión inicial y en la búsqueda del local, la formación inicial y continua que reciben, las campañas publicitarias, la logística, el apoyo ante cualquier problema o dificultad…
  8. Si eres el primer franquiciado… En el caso de ser el primer franquiciado que se incorpora a una cadena hay que tener todas las referencias posibles del franquiciador como empresario, recabar información mercantil, hacer un buen estudio de mercado sobre el sector de la actividad en cuestión, tener un buen feeling con el franquiciador, y “ver” y creer en el negocio.
  9. El contrato: antes de firmar el contrato que une a la enseña, normalmente por un periodo de cinco años, es fundamental que lo revise un abogado especializado en franquicia, para evitar cláusulas abusivas o sorpresas posteriores.
  10. El emplazamiento: uno de los factores clave para tener éxito con el negocio es la ubicación del establecimiento: unas marcas requieren estar en primeras líneas comerciales, por su imagen, su producto o servicio; algunas prefieren estar en centros comerciales; otras, sin embargo, funcionan a pie de calle, en segundas, terceras líneas… En unos casos u otros, el franquiciador ha de dar el visto bueno final al emplazamiento y hay muchas cadenas que ayudan al candidato a buscar el local idóneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *