Autoevalúa tu capacidad innovadora con esta práctica herramienta de Cotec


foto cotec ok

C.Estévez

30 de marzo de 2105


 

La Fundación Cotec para la Innovación Tecnológica ha desarrollado una herramienta en Internet para que cualquier pyme pueda conocer, de forma sencilla rellenando un breve cuestionario, cómo es su capacidad innovadora y recibir recomendaciones para su mejora. Desde la página de Cotec se accede a dicha herramienta bajo el menú de inicio en el “Apartado de Autoevaluación de la Pyme”.

Para el diseño de la herramienta, Cotec partió de la experiencia obtenida del análisis de las formas de innovar de muchas grandes empresas. Ese primer cuestionario se adaptó posteriormente a las pymes, reduciéndolo e incluyendo sólo preguntas que se contestaran con Si/No, referidas a cuestiones que el empresario pudiera contestar fácilmente aprovechando su percepción de la realidad de su empresa como, por ejemplo, la preocupación de la dirección por la innovación, la existencia de personal dedicado a conocer las novedades del mercado, la recompensa a la sugerencia de nuevas ideas o el conocimiento de las ayudas públicas de fomento de la innovación, entre otras. Asimismo, para testar dicha herramienta, Cotec realizó un primer análisis de la información obtenida del comportamiento ante la innovación de cerca de un millar de pymes españolas, que ha permitido su clasificación para poder ofrecerles recomendaciones en función de las fortalezas o debilidades en su capacidad de innovación.

Esta clasificación se ha basado en un modelo de “innovación en sentido amplio” creado por Cotec, en el que la innovación de la empresa se apoya en tres cimientos fundamentales: “Optar por la innovación”, “Reconocerla como operación” y “Valorizar la innovación”.

Las respuestas ofrecidas por las pymes al rellenar el cuestionario permiten calibrar la robustez que cada uno de los tres ejes o cimientos fundamentales, identificándolas como pertenecientes a uno de los cinco clusters del comportamiento de las pymes ante la innovación que Clotec ha definido como: “sin innovación”, con “innovación escasa”, con “innovación de imagen”, con “innovación latente” y con “innovación consistente”.  Como resultado, la pyme obtiene una ficha resumen, que se le envía por correo electrónico, de forma personalizada y anónima, en la que se representa su capacidad innovadora. Además, se le envía un informe con recomendaciones para potenciar o mejorar su capacidad en función de los resultados que haya obtenido.

“Debe ser una prioridad lograr que las pymes crezcan para que mejore su productividad. Y la vía más eficaz para conseguirlo es a través de la innovación”

Para conocer más datos de esta práctica herramienta y qué impacto puede tener en la productividad futura de la pyme hablamos con Juan Mulet, Director General de la Fundación Cotec para la Innovación Tecnológica. Juan Mulet forma parte del Consejo Asesor de Ciencia, Tecnología e Innovación, del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España y de la Academia Europea de Ciencias y Artes. Fue miembro del Industrial Research & Development Advisory Committee (IRDAC) y del European Research Advisory Board (EURAB), de la Unión Europea, y del Consejo Científico Asesor de Telefónica I+D. También fue Consejero de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y presidente y miembro del Consejo de Administración de varias empresas.

Al frente de la Dirección General de la Fundación Cotec, Juan Mulet ha impulsado iniciativas que han sido muy importantes para el impulso de la I+D y la innovación en España como la fiscalidad de la innovación o el acceso de las pymes a la tecnología y el conocimiento.

Sr. Mulet, ¿Qué importancia dan las pymes españolas a la innovación como factor determinante en su nivel de competitividad?

En general las empresas españolas, de cualquier tamaño, todavía no perciben la innovación como un factor que es clave para su productividad y su competitividad en un mercado global, dinámico y enormemente competitivo como es el actual. Nuestra mayor deficiencia es la I+D empresarial que supone aproximadamente un 50 % del gasto total del país cuando en los países avanzados el gasto de las empresas supone dos tercios o más.

Y el resultado es evidente, ahora mismo tenemos en España algo más de 10.000 empresas que consideran la I+D y la innovación factores determinantes para su competitividad y ya han incorporado estas actividades a su estrategia de negocio, cuando para un país con una economía como la nuestra lo normal sería contar con un número cuatro o cinco veces superior de empresas que basasen su competitividad en la utilización del conocimiento.

¿Qué obstáculos encuentran las pequeñas y medianas empresas cuando desean innovar?

Probablemente el mayor obstáculo sea precisamente su tamaño. Es evidente que en todos los países las pymes son un pilar fundamental por su aportación al PIB y al empleo, y mucho más en países como el nuestro en el que aportan más del 65 % del Valor Añadido Bruto y en torno al 80 % de los puestos de trabajo, pero también existe evidencia de que la productividad de las empresas se reduce cuanto menor es su tamaño. Por esta causa tienen difícil acceso a la tecnología y a la financiación.

Es deseable y debe ser una prioridad para cualquier economía, y especialmente para la nuestra, lograr que las pymes crezcan para que mejore su productividad. Y la vía más eficaz para conseguirlo es a través de la innovación, que les permite competir en el mercado global en condiciones más ventajosas.

¿De qué modo la crisis económica ha incidido en los proceso de innovación emprendidos por  las pymes de nuestro país?

Quizá el efecto más claro de la crisis haya sido la fuerte reducción del número de empresas que realizan actividades de I+D, que han pasado de ser algo más de 15.000, en 2008, a poco más de 10.600, en 2013. Y si analizamos cómo han disminuido estas empresas según su tamaño observamos que en el período 2008-2013 las que más han caído son las que tienen entre 10 y 49 empleados, que se han reducido un 44,2 %, seguidas de las de 50 a 249 empleados, que disminuyeron un 22,6 %, y las de más de 250 empleados, que se han reducido un 16,5 %, mientras que las de menos de 10 empleados son las que han registrado una menor caída del 5,9 %.

Sin embargo, también hay que decir que a la vista de lo ocurrido en anteriores crisis pensábamos que la reducción iba a ser mucho mayor y es justo reconocer que al menos ese núcleo de algo más de diez mil empresas, más del 90 % de ellas pymes, se ha mantenido. Y lo han hecho porque probablemente han comprendido que ahora mismo es la mejor forma de competir en su actividad y por tanto de sobrevivir en el mercado.

En gran parte de los casos es necesario un cambio en la cultura y estrategia empresarial ¿Qué recomendaría a los directivos de las pymes españolas para afrontar dichos cambios con éxito?

Precisamente el cuestionario que incluimos en nuestra herramienta de autoevaluación de la propensión a innovar de las pymes, que es accesible de forma gratuita desde la página de inicio de nuestra web (www.cotec.es), se detiene en muchos aspectos de su cultura y su estrategia relacionados con la innovación. Quien lo conteste recibirá un listado de recomendaciones y una descripción de las ideas que han permitido diseñar este cuestionario. Espero, sinceramente, que les ayude a este cambio que es cada vez más necesario y urgente.

¿Cómo las pymes pueden implicar a sus plantillas en el proceso de innovación de la empresa?

La motivación es fundamental a la hora de tomar decisiones y emprender acciones arriesgadas como las que exige la innovación. Una plantilla sin motivación nunca será innovadora. En el cuestionario también se incluyen cuestiones relacionadas con la implicación de los trabajadores de las pymes, y especialmente de sus directivos, que dan pistas para motivar a la plantilla.

Por último, ¿Nos podría señalar cinco recomendaciones en las que las pymes deberían basar su proceso innovador?

1. Motivar al personal.

2. Aceptar el fracaso.

3. Mantener informado al personal.

4. Preocuparse por la formación de la plantilla.

5. Esforzarse para conocer bien su mercado.

En definitiva, interesantes iniciativas como esta herramienta de Cotec permiten proporcionar a todas las pymes la oportunidad de conocer su capacidad innovadora, o desarrollarla si no la tienen, para poder crecer y mejorar su productividad. Sólo así podrán competir mejor tanto a nivel nacional como internacional con garantías de éxito.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *