Cae el endeudamiento de las empresas en 2014


Daniel Hernández | Madrid

3 de febrero de 2015


El año pasado las empresas españolas estuvieron menos endeudadas. Según datos del Banco de España el descenso es del 3,4% respecto a 2013. En diciembre las deudas empresariales bajaron en 2.621 millones de euros, tras repuntar ligeramente en noviembre, y se sitúan en 959.358 millones de euros. Pero ese descenso se debe únicamente a la caída del crédito que dan las entidades y a los préstamos titulizados fuera de balance, que en diciembre fue del 1,6%. La bajada acumulada en 2014 fue del 11,6%.

Las empresas han suplido esa escasez con la emisión de valores y préstamos del exterior. Su aumento registrado en diciembre respecto a noviembre fue del 0,2% y del 0,1% respectivamente. En tasa interanual los valores y acciones subieron un 2,3% y los préstamos del exterior un 11,8%.

Los créditos de menos de un millón de euros aumentaron un 8,6% en 2014

Pero los datos del Banco de España hacen pensar que el acceso al crédito bancario por parte de las Pymes ha crecido. Aunque el regulador no distingue entre tamaños de empresas, se puede observar cómo los créditos de menos de un millón de euros – susceptibles de ser solicitados por las pequeñas y medianas – ha aumentado. El importe por estas operaciones ha pasado de 134.425 millones de euros de 2013 a 146.043, lo que supone un incremento del 8,6%.

Según el análisis que ha realizado la Confederación Empresarial de la Pequeña y la Mediana Empresa (Cepyme), las microempresas se llevaron el 13,4% del crédito otorgado a las pymes, las pequeñas el 10,2%, y las medianas el 8,8%. El conjunto de las pymes recibieron el 32,5% del total de crédito otorgado, frente a las grandes empresas no financieras que recibieron el 54,7%.

Tampoco hay buenas noticias para las pymes en lo que se refiere a los créditos dudosos. El 28% pertenecen a estas, frente al 18,2% que tienen las grandes. Las microempresas acumulan casi un tercio del total atribuído a las pymes, las pequeñas un 27,5% y las medianas un 25,7%.

La deuda de las familias también bajó en 2014. Lo hizo un 4,7% hasta situarse en los 745.793 millones de euros. La deuda de los hogares españoles ha vuelto a niveles de septiembre de 2006, previos a la crisis financiera que comenzó con la caída de Lehman Brothers en 2008.

La razón principal del desendeudamiento familiar responde también a la bajada de los prestamos. Los créditos destinados al consumo bajaron en 2014 un 6,5% hasta los 160.997 millones de euros. También caen en tasa interanual los créditos hipotecarios, un 4,2%. En diciembre, el descenso fue tan solo de 4 décimas. La vivienda sigue siendo el principal motivo de endeudamiento de las familias, en 2014 supuso un 78,4%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *