¿Tienes un plan para tu negocio? No olvides comunicárselo a tus empleados


FOTO REPLANTEA

Javier García-Baos

18 de diciembre 2015


Si en un artículo anterior hablábamos de la importancia de la estrategia en el rumbo de vuestra pyme, en esta ocasión pondremos encima de la mesa el valor de comunicar eficazmente esa estrategia dentro de vuestra organización.

¿Para qué le sirve a un entrenador deportivo tener la mejor táctica para ganar un partido si no la comunica a sus jugadores, o no lo hace correctamente? Como entrenador puedes haber estudiado minuciosamente el partido y al rival, pero si no lo sabes transmitir a tus jugadores de tal forma que lo interioricen, el trabajo previo de preparación del partido no habrá servido para nada.

De igual modo, el director o empresario de una pyme puede haber realizado un buen análisis externo del sector, conocer las debilidades y fortalezas de su empresa, y tener claro cuáles son los objetivos para ser competitivos en los próximos años, es decir, tener una estrategia más o menos definida para su empresa. Sin embargo, si el equipo gestor de la pyme no comunica eficazmente la estrategia, sus empleados no la conocerán, no se sentirán parte de ella, y por tanto, no podrán cumplir con los objetivos deseados ni se sentirán motivados para hacerlo.

Se sorprenderían con la cantidad de empresas que realizan un gran esfuerzo e inversión en la definición de su plan estratégico, y finalmente incumplen su estrategia y no logran los objetivos fijados, simplemente por no asegurarse que toda la organización había entendido el mensaje, lo había interiorizado y se había puesto manos a la obra a trabajar para intentar cumplirlo. Por ello, intentaré desgranar 3 factores clave para comunicar con éxito la estrategia en vuestra empresa:

  1. Simplifica un gran mensaje: “lo bueno si es breve, dos veces bueno”. El exceso de contenido y un número elevado de objetivos dificulta la claridad del mensaje. Trata de transmitir los 2 o 3 fines que se pretenden con el nuevo plan estratégico y la línea principal de actuación que se va a seguir para conseguirlos. El objetivo final de la estrategia corporativa debería poder expresarse en una nota tipo post-it que el empleado pueda tener pegada en su puesto de trabajo. Explica y reitera el mensaje con cierta frecuencia para que ese post-it termine grabado en la mente colectiva de la organización.
  2. Transmite un mensaje realista y realizable: plantea objetivos que se ajusten a la realidad y que sean factibles de conseguir a partir de los recursos de los que dispone tu empresa. A nadie nos gusta que nos hagan pasar por tontos, y desde luego no nos sentiremos arropados por un jefe que nos pide imposibles.
  3. Piensa en “nosotros”, pero con empatía: es importante crear equipo, inspirar y unir a los empleados en la consecución de un objetivo común, pero asume que no todos los empleados tienen el mismo grado de compromiso que tú como director o empresario, y que para muchos empleados su trabajo es precisamente eso, solamente un trabajo. Por eso, en primer lugar, ajusta el mensaje a cada nivel jerárquico y tipo de trabajador, y segundo, pon ejemplos concretos de cómo cada empleado con su trabajo diario puede contribuir a los grandes objetivos estratégicos.

En definitiva, un mensaje claro y conciso, ajustado a la realidad del mercado, de la empresa, y de cada trabajador es la mejor forma de que la estrategia de tu pyme sea conocida en tu organización. No comunicar la estrategia en tu pyme es haber preparado con intensidad una maratón, y el día de la carrera no acudir a la cita. Por supuesto que merece la pena el esfuerzo invertido en diseñar una estrategia, sin ninguna duda. Pero, por favor, comuniquen la estrategia a sus empleados, y completen el eslabón de la cadena para implementar con éxito la estrategia empresarial de su pyme.

 

 

Javier García-Baos

Consultor de Estrategia y Decisión Empresarial

Director de Replantea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *