Conseguir lo imposible, el e-commerce llevado al terreno


portada-libro-800x300

Sandra de Miguel | Madrid


Montar una web de e-commerce, darse a conocer en los buscadores y hacer publicidad para llegar al usuario eran las vías para vender on line a principios de este siglo. Ahora la realidad es otra y, es esto precisamente lo que el CEO de SoloStocks, Luis Carbajo –quien además estará presente en el evento de sialapyme.com en Barcelona el próximo 8 de noviembre-, explica y defiende en su libro “Conseguir lo imposible. Es fácil vender y exportar on line”. Un manual para pymes que quieren desembarcar en internet y en el que incluye casos de éxito en los que inspirarse.

SONY DSC

En tu libro “Conseguir lo imposible” aseguras que prácticamente cualquier pyme puede vender on line ¿hasta qué punto existen todavía reticencias a desembarcar en el comercio electrónico en España?

Todavía hay muchas reticencias que llegan por el desconocimiento. El comercio “on line” aun se asocia a conocimientos de “informática” y las pymes que no tienen este tipo de recursos son reticentes o perezosas a lanzarse a vender por internet. Es por falta de información, ya que como explico en el libro no hace falta ningún conocimiento informático para vender on line. Realmente no es necesario ni siquiera tener una tienda on line propia, gracias a las plataformas que existen cualquier pyme puede hacerlo.

El libro recoge 10 ejemplos sobre pymes reales que han triunfado en la venta on line, ¿cuáles son los retos a los que se enfrenta una pyme si decide dar el salto a internet?

El principal reto de una pyme siempre son los recursos. Cualquier nueva iniciativa empresarial necesita recursos asociados y lanzarse a internet no es diferente. En el caso de la pyme, el dedicar recursos a vender on line es quitarle tiempo a alguna de las mil cosas que ya hace y con la misma gente. Por eso es importante para una pyme escoger qué herramientas va a utilizar y cuáles son las que menos recursos le van a consumir. De cualquier forma esto no debe asustar, una pyme tiene una gran ventaja respecto a las grandes empresas que en internet es muy apreciado y es que decide rápido y es más ágil que una gran empresa. Una pyme puede adaptarse a los nuevos hábitos de consumo de los internautas y ganarle el terreno a los grandes en este ámbito.

Existe la “falsa” creencia de que si no tienes una web propia es imposible que puedas vender on line, pero insistes en el libro en que esto no es necesario ¿por qué?

De hecho insisto mucho en ello. El principal secreto para vender on line no es tener una web propia, es tener tus productos en webs (propias o no) que sean visitadas por los internautas. Sin visitas en internet no vendes, no existes. De inicio es muy difícil o muy caro hacer que tu web se encuentre y sea visitada por los usuarios. Además el coste de desarrollo y mantenimiento de una web si quieres que sea buena no es barato. Por ello animo a usar plataformas que tienen ya estas visitas y en las que puedes enseñar tus productos. Para el B2C está Amazon, para el B2B esta SoloStocks. Es cierto que estas plataformas te cobran por vender en ellas, pero si sacas cuentas veras que esto es mucho más barato y rentable que comenzar con tu propia web.

¿Qué otras “falsas creencias” sobre el e-commerce sería bueno que se fuesen desmitificando?

Yo creo que en el mundo en el que Solostocks opera, el del B2B, todavía se cree que no todo se puede vender por internet. Hay que desmitificarlo, ya que la realidad es que el proceso de venta de todo, todo, todo ya se está iniciando on line. Estamos viendo compradores que, por ejemplo, han comprado el 80% de la producción de una bodega de Rioja para supermercados chinos y esto se inició on line, no en una feria sectorial como antaño. Hay gente que compra grúas para la construcción ¡on line! En fin, de absolutamente todo y esto no va a parar, especialmente con la penetración cada vez más importante del smartphone.

Sobre los casos de éxito que recoge el libro… ¿No se si puedes destacar algún ejemplo en concreto?

A mi uno que me resulta sorprendente y que resume muy bien el poder de Internet es el caso de Inhospan. Una pyme cordobesa que usa SoloStocks para vender sus máquinas de hacer churros. Pues bien, su sorpresa ha sido que gracias a Internet no solo ha sido capaz de vender sus máquinas en España por otro canal sino que también ha conseguido ventas fuera de España. Ha vendido sus máquinas en Bélgica y Alemania, hasta ahí creo que entra dentro de lo normal, pero es que también han conseguido ventas en sitios tan remotos como ¡Guinea Ecuatorial, República Dominicana y Malasia! ¿Quién podría creer que una pyme puede vender en sitios tan lejanos de literalmente los cinco continentes? Desde luego estas sorpresas solo las trae Internet. Ningún experto en comercio internacional le hubiera identificado estos países como posibilidades de exportación.

¿Con qué mensaje te gustaría que se quedase el público tras leer el libro?

Que una pyme puede tener éxito on line. Ni mucho menos es imposible, ni mucho menos es cosa solo para grandes empresas con recursos. El futuro va por ahí, y las pymes tienen mucho que ofrecer en un entorno on line todavía no dominado por grandes empresas. Todas las pymes tienen que animarse a vender on line.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *