¿Cuánto cuesta el diseño web de tu negocio online?


img_pyme

Redacción

LanceTalent


Desde que llegó a nuestras vidas, Internet ha facilitado la puesta en marcha de muchos negocios online. En la mayoría de los casos resulta más rentable vender por Internet que en un negocio local. Ante esta premisa, muchos son los que se lanzan a contratar el diseño web de su negocio online a un profesional freelance

Si no eres experto en el ámbito del diseño web, lo normal es que no estés habituado a sus precios. Con este artículo queremos despejar todas tus dudas e informarte de los factores que pueden influir en el precio de un diseño web.

A primera vista puedes encontrar plataformas para diseñar webs tu mismo, que pueden parecerte atractivas por su bajo precio. Para muchas empresas esta será una buena opción en un primer momento. Pero una vez que pasas la etapa inicial de desarrollo de tu empresa, te darás cuenta de que estas plataformas se te quedarán pequeñas y no te ofrecerán todo lo que necesitas. Para diferenciarte tendrás que invertir un poco más.

Lo primero que debes saber en lo referente a los costes de diseñar una web es que todo depende de tus necesidades y de tu presupuesto. Las preguntas básicas que te tienes que hacer antes de ponerte manos a la obra son las siguientes:

  • ¿Necesito una web nueva o una plantilla?
  •  ¿Cuál es el tamaño de mi proyecto?
  • ¿Quiero que mi web se adapte a los dispositivos móviles?
  • ¿Necesito contenido multimedia (Flash, video, etc.)?
  • ¿Necesito otras características especiales, como las redes sociales, SEO, comercio electrónico, o algo más?

1. Diseño desde cero o plantilla

Antes de nada tienes que pensar si quieres un diseño personalizado a medida o una plantilla. Diseñar tu web desde cero te dará la ventaja de tener exactamente lo quieres y de diferenciarte de tu competencia, aunque será bastante más caro que si compraras una plantilla estándar.

Una plantilla también puede ser modificada y adaptada a tus gustos, pero debes tener en cuenta que esto supondrá más tiempo y dinero que tener una plantilla básica. Lo importante es llegar a un acuerdo con el profesional desde el principio y dejar claras tus preferencias.

2. Tamaño de la web

No es lo mismo diseñar la web de una gran empresa que una web con una sola página. Para que el diseñador te pueda dar un presupuesto y lleguéis a un acuerdo en cuanto al precio de la web, debes darle varias indicaciones de las dimensiones de tu proyecto:

  • Número de páginas.
  • Alcance del diseño: si va a tener que diseñar él mismo las imágenes, botones, iconos, tipografía etc o se lo proporcionarás tu mismo.
  • Si quieres o no un diseño responsive.

3. ¿Diseño responsive?

Ya es una realidad que la mayoría de la población se conecta a internet a través de sus dispositivos móviles. Los mejores diseños web son responsive, es decir, se adaptan a los diferentes tamaños de pantalla. Pero la creación de ese tipo de diseño es más difícil y te costará más que una página sencilla para un navegador web de escritorio. La mayoría de webs están diseñadas para adaptarse por lo menos a tres diferentes tamaños de dispositivos: smartphones, tablets y ordenadores de escritorio. En esta etapa del diseño es importante que inviertas, ya que una web que no se visualice bien desde un dispositivo móvil estará perdiendo visitas y clientes cada día.

5. Características especiales

Con los elementos que hablamos anteriormente, ya podrías definir el presupuesto para tener una web básica y aceptable para empezar con tu negocio online. Pero hay un montón de características adicionales que te puede ofrecer el diseñador para mejorar tu página:

  • Contenido multimedia.
  • Foros o salas de chat.
  • Formularios de contacto y encuestas.
  • Newsletter.
  • Integración Publicidad (como con AdSense).
  • Galería de Fotos.
  • Comercio electrónico: carritos de la compra, catálogos, procesamiento de pagos…
  • Etc.

Entonces, ¿Cuánto cuesta el diseño de una página web?

Puedes tener la personalización de una plantilla desde 600 € y una web a medida a partir de 1.000€.

Ten en cuenta que los precios son orientativos, todo depende de las funcionalidades extra que necesites para poner en marcha tu negocio online. Y recuerda, el talento y el trabajo hay que pagarlos, como dice el refrán: “Nadie da duros a 4 pesetas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *