¿Piensas en digital? Cada vez más pymes apuestan por el e-commerce


E-Commerce concept

Conchi Estévez

13 de marzo de 2015


Conseguir un mayor número de ventas y clientes, aumentar el reconocimiento de la marca, lograr un amplio alcance a nivel nacional e incluso internacional… todas estas ventajas son aplicables al e-commerce o comercio electrónico. La incorporación de este nuevo método de ventas permite que los clientes puedan acceder desde cualquier parte del mundo y de una manera realmente sencilla a nuestros servicios o productos. Las pymes españolas cada vez más, optan por añadir a su estrategia empresarial el comercio electrónico como fórmula para aumentar su facturación y potenciar su marca, pero ¿Están aprovechando las pymes todo el potencial del e-commerce?

Daniel Vázquez, director de operaciones de eCommbits, empresa elegida una de las tres mejores agencias de eCommerce en los eAwards 2014 responde a la pregunta señalando que “queda mucho camino por recorrer para las pymes. Es cierto que existen pymes que empiezan a ser conscientes de la realidad del comercio electrónico, pero el mayor % de ventas que se producen en internet están siendo generadas por empresas que son 100% online, por lo que lo primero que las pymes deben hacer es empezar a pensar en digital, lo que conlleva pensar en global.

Respecto a qué necesita una pyme para iniciarse con garantías en el e-commerce, Luis Alcalá, fundador en FreshCommerce  agencia especializada en servicios de comercio electrónico y profesor en la Universidad Europea de Canarias, nos advierte que “suena a tópico, pero lo primero es contar con un buen producto y una gran idea de negocio. Sin esto cualquier otra inversión del proyecto no tiene sentido. Quizás tu producto es bueno pero no puedes ser competitivo para rivalizar con grandes empresas online ya asentadas (esto es bastante frecuente). En ese caso tendrás que diferenciarte y especializarte mucho. Ir a por un nicho muy concreto y dar un servicio Premium, innovar tremendamente o apostar por crear un nuevo producto en lugar de distribuir marcas saturadas online…” En relación a los recursos necesarios, Luis Alcalá recomienda a las pymes además de tecnología, servidores o almacenamiento, contar con un equipo profesional detrás del e-commerce “cómo mínimo vamos a necesitar un perfil programador, diseñador gráfico, especialistas en SEO/SEM, y asesoramiento profesional en legalidad y comercio electrónico. También recomendaría intentar financiarse para trabajar con un equipo lo más completo posible. Existen muchos recursos de financiación disponibles a varios niveles, o ayudas nacionales cómo el Mentoring en eCommerce de  Red.es.”

Por su parte, David Atanet, director de estudios digitales y del informe “Observatorio e-commerce” de la firma consultora en investigación de mercados GFK señala que “las pymes en su estrategia de e-commerce deberían trabajar por lograr una experiencia positiva para el cliente, ofreciéndole un servicio y productos de calidad y especialmente con la mayor transparencia posible, que ha de ser patente en todo el proceso que va desde el momento de compra, los métodos pago, fórmulas de envío…

Si planeas iniciar una estrategia de comercio digital deberías saber….

Para Daniel Vázquez, lo primero que una pyme debería hacer es “analizar el mercado de la mano de expertos en comercio electrónico para poder definir cómo abordar el nuevo canal de venta y los recursos necesarios, esto permitirá por tanto reducir la curva de aprendizaje. Además en el momento de afrontar el cambio hay que realizar una estrategia seria, vender en internet es complejo y se dan muchos pasos en falso, poner una “página web” no es vender en internet. En internet venden muy pocos y la visibilidad está muy competida.”

Y una vez que esta vía de negocio ya está en marcha, la pyme no debe relajarse. Luis Alcalá nos advierte que muchas de ellas comenten un error muy habitual: “menospreciar la inversión en Marketing Online. En muchos casos, se invierten sumas importantes en el total del proyecto e- commerce, y una gran parte se va en desarrollo e infraestructura o stockaje. De nada te vale montar una gran estructura online, si no consigues llenarla luego de visitas. Haciendo analogía, hay que recordar que (especialmente si es un nuevo proyecto) nuestra tienda online no empieza posicionada en “la calle Preciados”, sino en la montaña, sin visitas. No van a “entrar clientes” por nuestra tienda online hasta que consigamos posicionarla y llevarla al centro. Y esto cuesta dinero, ya sea en SEO, SEM, afiliados o personal en Marketing. Recomendaría reservar al menos 2/3 partes del presupuesto eCommerce completo para Marketing Online.” Este especialista  también recuerda otro de los fallos más comunes, el de dar más importancia al diseño que al contenido. “Se invierten demasiados recursos en tener una tienda online bonita, y pocos en tener fichas de producto y categorías trabajadas para SEO. Un ejemplo puede ser el dedicarle mucho trabajo en actualizar y retocar la portada web, cuando en la mayoría de casos, el 80% tráfico del tráfico nunca pasa por ella, pues llega a través de Google o SEM directamente a las fichas de producto.

¿Qué podemos esperar del comercio electrónico este año?

Para Daniel Vázquez “la tendencia pasa por conocer más a los usuarios. Con nuevas técnicas de segmentación de clientes, comportamientos…etc se están definiendo acciones de marketing personalizadas, con ello se fideliza a los clientes y permite tener planes de marketing e inversiones más eficientes”. Luis Alcalá dirige sus predicciones hacia tres áreas que serán claves en el presente ejercicio:

Multicanal: aparecen nuevos proveedores, software y servicios que abaratan los costes de integrar la estrategia de venta offline y online. Cada vez será más normal que las empresas a pie de calle ofrezcan cupones para su tienda online, escaparates físicos con apartados digitales que enlazan al e-commerce 24h/día, posibilidad de comprar online dentro de la tienda física para que los viajeros no carguen con su compra en el avión….

Transporte: los transportistas seguirán evolucionando para adaptarse a las nuevas necesidades de los clientes e-commerce. No es normal que algunas empresas logísticas tengan todavía cómo única posibilidad la entrega de 8h a 15h y sin aviso previo. Estas vías de entrega se quedarán un poco más obsoletas en 2015.

Internacionalización: con el mercado español ya maduro y el aumento de la competencia, las tiendas online españolas tendrán que expandirse internacionalmente. Del importe facturado en online en España en 2014, el 55% fue de España con el exterior 55,5% frente al 7,4% desde el exterior con España. Esto tiene que cambiar. España debe exportar online mucho más de lo que lo hace actualmente, si no queremos quedarnos fuera del negocio e-commerce en Europa”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *