“El fenómeno de la economía colaborativa es el primer paso de una revolución social”


foto economia colaborativa

 

C.Estévez

Barcelona


Durante mucho tiempo Raúl Jaime Maestre estuvo trabajando en la área de administración y finanzas de diferentes empresas hasta que llegó la crisis y decidió conducir su camino hacía la formación y la asesoría estratégica en empresas. A partir de aquí , según nos cuenta, conoció muchas realidades sobre la forma de gestionar las empresas, teniendo la oportunidad de conocer y planificar la dirección que deben seguir las empresas en esta nueva era digital. Desde hace aproximadamente un año forma parte del equipo docente de ‘IEBS Business School‘, tarea que ha compaginado con la publicación de “El libro verde del emprendedor colaborativo” una práctica guía de referencia para pymes, autónomos y emprendedores interesados por este nuevo modelo económico que empieza a despuntar en España. El libro esta divido en cuatro grandes partes: financiación colaborativa a través del mundo digital, estrategias y alianzas empresariales, cooperación dentro de la empresa y el cuarto sector. Es decir, colaborar a través de la búsqueda financiación por la falta de voluntad de las entidades de crédito a través de la nuevas plataformas online, colaborar a través de la unión de fuerzas de empresas del mismo o diferentes sectores, colaborar a través del trabajo diario que tiene cualquier persona dentro de su entorno laboral y, por último, y no menos importante, empezar a colaborar a través de nuestra sociedad yendo más allá de la economía colaborativa, la economía colaborativa sólo va a ser el primer paso de esta revolución…

raul_jaime_maestreRaúl, ¿Qué características reúnen los emprendedores colaborativos?

Un emprendedor colaborativo podrían ser mucho de los nómadas del conocimiento (Knowmads) que andan normalmente por nuestras calles. Tienen ciertas características en común:

– No tiene nada que ver ni con la edad ni el sexo, condición laboral o el momento en que se encuentren. Si no es algo que ya se deja ver.

– Tienen una gran capacidad de adaptación al cambio, al progreso, el ser flexible con una base de confianza en el conocimiento que uno tiene es una característica bastante importante. Estos perfiles deben saber que su valor está en el conocimiento que poseen, que esta es su mochila y que es el valor que aportan a las empresas. Unos les llaman a marca personal, otros les llaman el Know How, otros el saber estar,…

– Tienen una capacidad, una actitud, los otros representan un modelo laboral, más desde un punto de vista más técnico.

– Han dado un giro radical a sus necesidades básicas o motivaciones que les mueven.

– Parten de su autorrealización y la consecuencia de ello es ganar dinero.

– La digitalización, un cambio en el modo de vida y en la manera de trabajar son algunos de los factores que impulsan la proliferación de estos trabajadores.

– No entienden su trabajo como un trabajo, disfrutan con lo que hacen para ganarse la vida, y lo integran como si fuera una actividad más de quehacer cotidiano.

– Son inventivos o intuitivos, son generadores de ideas. Son personas imaginativas, saben buscarse la vida y los recursos que necesitan.

– Son alfabetos tecnológicos y digitales.

– Transforman la información en conocimiento y lo comparten al resto del mundo.

– Les importan las personas, porque encarnan el conocimiento, lo generar, lo aumentan, lo mejoran y lo enseñan.

– No entienden de fronteras.

– Tienen una gran capacidad para adaptarse y resolver los diferentes problemas que le surgen.

– Son creadores en las redes, siempre están conectados a las personas, ideas, organizaciones,…

– Asumen que el aprendizaje no es para todo la vida y se tiene que actualizar constantemente.

En el libro señalas que es un sector que está creciendo en nuestro país pero que provoca algunos problemas con algunos sectores…

Ya que existen fricciones entre nuevos oferentes y los que ya están en el mercado ofreciendo servicios o productos sustitutivos. La empresa que ya está trabajando reclama a su legislador por la existencia de unos obstáculos burocráticos y unas obligaciones, y el que entra en el sector las tiene de una manera diferente o no las tiene directamente. Por esta parte, lo ha dejado muy claro la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el cual ha establecido que legislar a favor del interés general y no proteger ciertos sectores.

¿Qué países lideran la economía colaborativa en el mundo y a qué distancia está España de ellos?

Nuestro referente en economía colaborativa es Estados Unidos. A parte de las plataformas de servicio que todo el mundo puede conocer como Uber y BlaBlaCar, con vehículos compartidos, o Airbnb para buscar alojamiento, hay otros sectores donde hay empresas de economía colaborativa. Ya se esta viendo productos físicos que se diseñan y se producen bajan los condicionantes de la economía colaborativa.

Podemos encontrar de ejemplo, sería la compañía Quirky de Estados Unidos, que diseña productos y fabrica según las reglas de la economía colaborativa. El funcionamiento es a través de un miembro de la comunidad propone un invento, el cual se valora, se aportan alguna mejoras y, si hay suficientes acuerdos, se fabrica bajo demanda. Existen otras empresas en Estados Unidos, Local Motors, que hace esto en el sector del automóvil. Pero lo más relevante está pasando en el mundo de las finanzas, el crowdlending, los prestamos entre particulares a un proyecto determinado.

¿Aproximadamente cuántas empresas existen en nuestra país que fomenten la economía colaborativa y qué sectores son más proclives a utilizar este sistema?

En España existen alrededor de 450 empresas que se dedican a la economía colaborativa, y no dejan de crecer.

Pensar que la economía colaborativa es un fenómeno nuevo en España. En 2010, excepto multinacionales dedicadas al alojamiento turístico, no había muchas empresas que se dedicaran. Pero el aumento de los teléfonos inteligentes ha potenciados que muchos de estos modelos aumenten, porque están vinculados a crear comunidades de oferentes y demandantes cuyas operaciones tienen lugar en plataformas móviles.

¿Cómo las pymes pueden beneficiarse de la economía colaborativa? ¿Emprendedores y microempresas son las que más pueden beneficiarse?

Dentro de poco muchas pymes, emprendedores y microempresas sin darse cuenta estarán utilizando los diferentes mecanismos o herramientas que la economía colaborativa y las nuevas fórmulas del cuarto sector les ponga a su alcance. Debemos considerar que esto son los primeros pasos de un bebe que con cada paso va transformando cada vez más la manera de pensar y actuar de la sociedad.

Se debe tener en cuenta que ya muchas de las pymes, emprendedores y microempresas no acuden a financiarse a través de una financiación clásica, es decir, a las entidades bancarias, si no acuden a procesos de crowdfunding y crowdlending para conseguir está financiación y, aún más, conocimientos para hacer crear más sus proyectos. Este gran beneficio ya se está notando para los actores más desfavorecidos de la economía y no se va a quedar aquí.

Para finalizar, ¿cómo ves la economía colaborativa en un plazo de cinco años?

El futuro de la economía colaborativa esta condicionado por la fricción que se está resolviendo ya que permiten la coexistencia de diferentes modelos y en los que se están adaptando las regulaciones. La economía colaborativa es un fenómeno que no va se va quedar en lo que está actualmente. Todo esto mucho más amplio que los servicios que se conocen y está aquí para quedarse. Muchos sectores que ahora existen obstáculos a la entrada de nuevos oferentes verán cómo se transforma o se reforma todo lo que tiene que ver con sus obligaciones en materia regulativa y ambos modelos se irán fusionando.

La previsión es que no se van a rebajar las obligaciones que tienen los oferentes tradicionales. Aunque si que puede existir aligeramiento de la regulación. A pesar de todos los problemas que puedan surgir, el futuro es que coexistan y muchos tomen elementos de uno y otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *