El plazo en que las empresas del IBEX pagan a sus proveedores es tres veces superior al legal


bolsa

Daniel Hernández | Madrid

9 de julio de 2015


Las empresas no financieras que cotizan en el IBEX 35 pagaron el año pasado a sus proveedores a 187 días de media triplicando así el límite de 60 días que fija actualmente la ley. La cantidad a deber por esas facturas asciende a los 57.824 millones de euros.

Según el análisis que hace la Plataforma Multisectorial Contra la Morosidad (PMCM) a partir de las cuentas de las empresas cotizadas que publica la CNMV, el plazo medio de cobro del sector no financiero del IBEX 35 empeora un 3% respecto al dato registrado en 2014. Lo mismo ocurre si se observa el dato de todo el sector no financiero que cotiza en bolsa, es decir, incluyendo a las empresas del Mercado Continuo. Estas pagaron a 193 días en 2014, frente a los 191 días de plazo medio registrado en 2013.

La distancia entre los plazos de cobro y los de pago de las empresas cotizadas continúa siendo grande. Las del IBEX cobraron en 2014 a 84 días y sumando las del Mercado Continuo se llega a los 86 días. Sin embargo, si se analiza la evolución de los plazos de pago y cobro se observa que, respecto a 2013, empeoraron más los últimos. Los plazos de cobro de las empresas del IBEX se incrementaron un 7% y los de pago un 3%. Si sumamos a las del Mercado Continuo el plazo medio de cobro se incrementó un 5% y el de pago un 1%.

¿Qué ahorro supone la morosidad a las grandes empresas?

Según la Plataforma con las facturas pagadas fuera de plazo las empresas consiguen un ahorro financiero, que es el resultado de lo que cuesta la financiación de la cantidad a deber fuera de plazo al tipo de interés medio. Además existe un ahorro al no pagar los intereses de demora, que ascenderían al 8,15%.

Con estas bases el ahorro financiero en 2014 por las facturas pagadas fuera de plazo de las empresas no fiancieras del IBEX fue de 1.194 millones de euros y el de intereses de demora de 1.640 millones. Sumando a las empresas del Mercado Continuo el ahorro financiero por los 66.680 millones de euros pagados fuera del plazo legal alcanzaría los 1.392 millones y el de intereses de demora los 1.985 millones de euros.

Los datos evidencian para Antoni Cañete, presidente de la PMCM, que las grandes empresas se financian a costa de los proveedores. “Vulneran la ley haciendo uso de su posición de dominio, provocando que nuestras pymes y autónomos [los principales afectados] pasen por una situación de desigualdad e inferioridad y que sean menos visibles y competitivas”.

El sector inmobiliario: suma y sigue

El sector inmobiliario y de la construcción continúa marcando los peores datos de morosidad. La media de pago a proveedores de las empresas cotizadas se situó en 2014 en los 300 días, frente a los 292 de 2013. Por otro lado el mayor crecimiento en el plazo medio lo registró el sector comercio y servicios, con una subida del 8% en 2014 llegando a los 290 días.

En el capítulo de mejoras está el sector industrial, en el que desciende un 7 por ciento el plazo medio de pago a proveedores, situándose en 221 días (lo mismo que baja el plazo de cobro, aunque este está en 104 días). Le sigue el sector energético, que baja su plazo medio un 4%, hasta los 103 días, y, pese a que excede lo legal, se sitúa como el sector en el que mejor se paga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *