¿Eres un emprendedor y necesitas un subidón de confianza? 5 películas que fortalecerán tu determinación


fotocine

Redacción

Barcelona


Nadie dijo que ser emprendedor sea tarea fácil. Es una profesión que necesita de emoción, energía e inspiración constante para lograr objetivos y no desfallecer ante los millones de obstáculos que pueden encontrar en su día a día. Los problemas presupuestarios y los continuos “noes” a su proyecto pueden quebrar cualquier férrea determinación y poner en juego la viabilidad del emprendimiento.

“No siempre las cosas salen como lo esperamos y esto está bien. De otra forma no tendrían el valor que tienen los objetivos alcanzados y los logros más sufridos. Sin embargo, no es fácil. Cuando los tiempos son difíciles debemos tomar un descanso y buscar más motivación”, nos explica Tomás Santoro, CEO de SumaCRM.

¿Y qué mejor que encontrar la inspiración viendo películas? Ya sea una aventura reconfortante, una comedia irreverente o un documental que te haga meditar, una película puede inspirar y motivar a cualquier emprendedor. Por ello, Tomás Santoro nos sugiere estas cinco películas que todo emprendedor tiene que ver y que esconden mensajes inspiraciones.

1.¡Cree en ti! Puedes vender tu producto/servicio a quien quieras. Una película que nos ayudará a interiorizar este mensaje es “En busca de la felicidad”, de Will Smith. El mensaje principal de este film es que nunca debemos dejar que nadie nos diga que no podemos hacer algo. Si tenemos un sueño tenemos que protegerlo. Según el CEO de SumaCRM, de esta película podemos quedarnos con el aprendizaje de que cuando alguien dice que no podemos conseguir algo, en realidad no están mostrando nuestras limitaciones, si no las suyas.

2.Transforma tu ansiedad por vender en motivación. Si estás nervioso por una venta, una reunión o una presentación, hay un truco para transformar ese miedo en motivación. “Si gritas o hablas muy alto se transforma tu energía”, explica Santoro que lo aprendió del film de Jerry Maguire y la famosa escena ‘Show me the money!, Show me the money! Show me the money!’. Se trata de utilizar tu cuerpo (en este caso tu voz) para cambiar tu mente.

3.Un ‘NO’ no es ‘NO para siempre’ es un ‘NO por ahora’. El 80% de las ventas se consiguen a partir de la quinta vez que se contacta con alguien y, en cambio, el 90% de los comerciales no contactan más de cuatro veces. Una película que nos enseña la importancia de perseverar es ‘Tommy Boy’. El protagonista es como un niño (los mejores negociadores del mundo), y si a un niño le dices que no, le da igual e insiste e insiste como si fuera la primera vez. “En cambio, cuando nos hacemos mayores perdemos esa capacidad de insistir y cuando alguien nos dice que no, pensamos que es definitivo”, mantiene el CEO de SumaCRM.

4.No necesitas un don natural para vender, sólo un buen argumentario de ventas. El humor hace equipo, y si además de equipo, todo el mundo está enfocado en sus tareas el éxito está asegurado. En este escenario, Santoro mantiene que no necesitas tener un don natural para vender, aunque sí apuesta por tener un argumentario de ventas. Sí es necesario tener un buen argumentario de ventas. Prueba de ello, es ‘The Goods: Live Hard, Sell Hard’, y la famosa escena en la que el protagonista convence a la azafata de que sí que puede fumar en el avión y cómo consigue que todo el mundo le apoye al oír su discurso.

5.Marketing y ventas tienen que estar alineados. Dos conceptos muy de moda en el mundo del marketing son Sales Qualified Leads (SQL), o Marketing Qualified Leads (MQL). Unos criterios con los que este emprendedor no está de acuerdo: “¿Cómo puede ser un lead bueno para marketing, pero malo para ventas, o al revés? Un lead malo para la empresa debe ser un lead malo tanto para marketing como para ventas, y lo mismo con los buenos”. Algo que se refleja en ‘Glengarry Glen Ross’, donde los comerciales luchan entre ellos por esta diferenciación.

Con todo esto, el séptimo arte podría ser la solución para encontrar la motivación de emprender un proyecto de negocio o mantenerse en la lucha cuando la incertidumbre aceche los objetivos de la empresa. El cine, además de entretener, puede convertirse en una herramienta para reforzar la pasión de todo emprendedor por sus proyectos!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *