Antoni Cañete (PMcM): “Las empresas grandes cobran cada vez mejor, pero pagan peor”


foto-cañete

Daniel Hernández | Madrid

19 de octubre de 2015


 

Pronto habrá elecciones y la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), que agrupa a entidades que representan casi un millón de empresas, quiere ver compromisos en los programas electorales. La semana pasada se reunió en el Congreso de los Diputados con los distintos grupos parlamentarios. También hizo algo que hasta ahora había evitado: señalar públicamente a grandes empresas morosas. Se dieron los datos de las constructoras del IBEX para concluir que “se financian a costa de las pymes”. Hablamos con el presidente de la Plataforma, Antoni Cañete.

¿Por qué se dan nombres de empresas ahora y no antes?

Antoni Cañete: Nosotros hemos ido haciendo denuncias de la situación. Lo habíamos hecho de forma agregada a través de tres informes en 2012, 2013 y 2014. Viendo que los políticos no valoran que se pague a empresas con el Plan de Pago a Proveedores y con el FLA (Fondo de Liquidez Autonómica), es decir, con fondos públicos, y que haya unas empresas que estén cobrando y tarden en pagar, hemos tenido que poner nombre y apellidos para que se vea que se está pagando por encima del plazo. Lo único que hemos hecho ha sido coger los datos públicos [las memorias anuales de las empresas cotizadas contienen datos de plazo medio de pago a proveedores y están accesibles en la CNMV], se los hemos enviado a las empresas, los hemos contrastado con una persona que tiene credibilidad [Oriol Amat, exconsejero de la CNMV] y con la Universidad Pompeu Fabra. Además hemos cogido datos de años anteriores y hemos analizado cómo han mejorado los plazos de cobro y cómo se han producido incrementos en los plazos de pago. Con lo cual es evidente que diluir los pagos está produciendo un beneficio financiero a costa de aquellos a los que se tarda en pagar. Es así de claro.

¿Le ha llamado Florentino Pérez, Villar Mir o alguno de los presidentes de las constructoras del IBEX?

A.C.: No. Nosotros tuvimos relaciones con la organización que les representa cuando se hizo la ley 15/2010 [por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales] y fueron relaciones muy cordiales en las que les explicamos cuál era la situación. Sabiendo que esa ley les obligaba a pagar en un plazo y que tenían que hacer ajustes importantes, acordamos que se les diera a las constructoras un periodo transitorio. Además les dijimos que sus prácticas dificultaban que las empresas tuvieran liquidez por los plazos y los medios de pago que estaban usando. La verdad es que cuando les explicamos que no íbamos a seguir permitiendo que se financiasen a costa de las pymes se rompió la relación. La semana pasada les enviamos a todos un correo en el que les decíamos que estábamos haciendo un análisis individualizado y la metodología que estábamos usando para que nos dijesen si había algo debíamos tener en cuenta. Al no haber respuesta nosotros hemos hecho públicos los datos.

“Por primera vez en la historia la Administración paga mejor que el sector privado”

¿Cómo es posible, sin ser una situación ideal, que la administración haya mejorado sus plazos de pago y las grandes empresas no? ¿Qué cree que les debe el Gobierno?

A.C.: Eso se lo tiene que preguntar usted al Gobierno. Esto es lo que nosotros denunciamos y queremos que se aclare. Resulta que el Gobierno mejora los plazos de pago, pasa de 166 a 82 días, todavía no está en los 30 que marca la ley, pero valoramos que se reduzcan. Por primera vez en la historia de nuestro país la Administración paga mejor que el sector privado. Nosotros les decimos a los políticos que eso se produce porque las empresas utilizan su posición de dominio para obtener mejores números en sus balances y hay una permisividad por parte del Gobierno, que no actúa contra estas compañías. En otros países sí ocurre. Francia tiene un régimen sancionador para que estos abusos no se produzcan y si se producen actúan en consecuencia.

¿Ha sido esta una medida desesperada?

A.C.: No. Gracias a la presión de la sociedad civil se consiguió cambiar la ley que sólo beneficiaba a unos pocos y que hablaba del “pacto de las partes”. Justamente lo que querían hacer estas empresas era decir “no, no, si yo ya he pactado pagar en 400 días”. Eso lo cambiamos y desde 2010 no puede haber ese tipo de pactos y se debe pagar a 60 días. Gracias a aquél cambio hoy podemos hacer esta denuncia. Pero las empresas siguen pagando mal. Yo pongo siempre el ejemplo del coche. Si usted va por la autopista a 180 km/h y le dicen que está prohibido ir a más de 120 km/h, usted levanta el pie del acelerador, pero en el momento en el que le dicen que no hay radares se vuelve a poner a 180 km/h. Entonces o ponemos radares o ellos van a 180. Nosotros lo que hemos hecho es trabajar estos años haciendo propuestas y adquiriendo compromisos del Gobierno. Lo que pasa es que les hemos dado toda la legislatura y lo que hemos visto es que llega el final y no cumplen. En febrero el ministro [de Hacienda, Cristobal Montoro] nos dijo que le pasáramos propuestas y que él las iba a implementar, se las hemos enviado, nos hemos reunido y hemos visto que no las implementa. Entonces hemos dicho, “la Plataforma ya no hace más propuestas porque no se atienden”. Ahora no es que hagamos una actuación a la desesperada, simplemente empieza un periodo electoral  y lo que le pedimos a los partidos es que pongan en su programa las propuestas de régimen sancionador y arreglo del IVA.

A pesar de la ley ¿sigue siendo común que una empresa diga abiertamente “te voy a pagar en 4 o 5 meses”?

A.C.: Ellos usan una serie de técnicas para dilatar el pago. Aunque se lo digan, desde 2010 es nulo de pleno derecho.

No es legal pero me pregunto si sigue siendo común

A.C.: Mire si sigue siendo común que en la última encuesta que hizo la Plataforma nos dijeron que el 74% de los contratos firmados lo están con plazos de pago por encima de 60 días. Eso indica que en este país se sigue incumpliendo la ley.

“Como las grandes empresas ven impunidad la situación se agrava”

Los datos que ofrecieron son de 2014, es evidente porque son los de las cuentas depositadas en la CNMV, pero para este año ¿qué sensación tienen? ¿Están mejorando los plazos?

A.C.: Lo que nos dicen las empresas es que como ellos ven una impunidad, la situación se está agravando. De ahí que hayamos hecho la denuncia. La tendencia es que se cobra mejor pero se paga peor. Lo que nos dicen primero es que se validan facturas con meses de retraso, luego se dan confirmings a 240 y 320 días, que cuando se validan se hacen retenciones del 10%…

¿Cuál ha sido el papel del sector financiero para ayudarles?

A.C.: En productos de pago estuvimos trabajando con Sabadell e hicimos una propuesta a SEOPAN [la patronal de las grandes constructoras] para hacer un confirming donde realmente del día 1 al 60 los intereses los paga el proveedor, pero del 60 en adelante pagaba el proveedor los gastos y los intereses. Obviamente una vez que hicimos la propuesta, nunca más volvimos a hablar. Yo creo que ellos vieron que eso no era lo que les interesaba. Hay algo muy importante. No podemos confundir periodos de pago con medios de pago. Dentro de los 60 días usted pague con lo que quiera pero no puede usar un producto como el confirming, pagar a 240 días y decir “con esto vas a cobrar mañana”. Si, voy a cobrar mañana, pero los gastos, los intereses, etcétera, los asumimos nosotros. Además hay que ver que el confirming en tu balance no salga como deuda financiera sino como deuda de proveedor y se esté alterando tu capacidad financiera gracias a este invento.

“Si CEOE y CEPYME actuasen no sería necesaria la Plataforma”

Al día siguiente de la presentación de los datos de morosidad de las constructoras, el presidente de CEOE, Juan Rosell, decía en medios de comunicación que sería bueno poner “alguna que otra penalización” en los concursos públicos a empresas que no cumplan. ¿Cómo juzga en todo este tiempo la actitud de la CEOE y sobretodo de CEPYME?

A.C.: Por un lado celebro que por fin la CEOE manifieste la incomprensión. Siempre hemos dicho que estaríamos encantados de que CEOE y CEPYME se unieran a esta movilización. Hasta ahora no hemos recibido respaldo. También decimos que si Cepyme y CEOE estuvieran en la misma línea de actuación, posiblemente no sería necesario que estuviera la Plataforma. A nosotros nos entristece que en las movilizaciones no estén delante las organizaciones que representan los intereses empresariales generales del país.

¿Quién de los grupos parlamentarios recibió mejor sus propuestas?

A.C.: Todos se han comprometido y lo llevarán en sus programas. Nos dijeron que estaban de acuerdo. Cada uno con sus peculiaridades. Al final yo les dije, nosotros no estamos en contra de que SEOPAN o estas empresas defiendan sus intereses, eso es lícito. Lo que pasa es que lo que hacen no es justo. Por tanto exigimos que se haga justicia.

De todas formas ya sabe usted que los programas…

A.C.: Si, pero cuando coges un compromiso… después de un compromiso hay una denuncia. Es un primer paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *