¿Eres una pyme? Te mereces este homenaje…


FOTO PYME HORMIGA

C.Estévez

30 de octubre 2015


La economía española no podría entenderse sin estas cuatro letras: PYME.

El acceso a la financiación, las dificultades para exportar o iniciar procesos de innovación son tan solo algunos de los obstáculos con los que las pymes españolas -que representan más del 90% del tejido empresarial en nuestro país- han de enfrentarse día a día. Por su esfuerzo diario, su ilusión y tenacidad, las pymes sin duda se merecen un reconocimiento, como el que tendrá lugar el próximo 11 de noviembre en Barcelona. El Hotel Porta Fira acoge una nueva edición de Homenaje Pyme que contará con la presencia de diversos empresarios de éxito que compartirán sus experiencias con la audiencia así como expertos en marketing, negociación o gestión.  A los nombres de Leopoldo Abadía, Manuel Pimentel, Adriana Casademont, Raffel Pages, Miquel Roca i Junyet, Enrique de Mora, Elena Pisonero o Sara Villegas… se une el de Jordi Nadal, quien tras el acto de bienvenida inaugurará el turno de ponencias para hablarnos de las claves de una buen managenent en las pymes.

Nadal es fundador y editor de Plataforma Editorial desde 2007 cuando decidió montar esta empresa con el fin de publicar libros con autenticidad y sentido. Además es coautor de “Meditando el Management…. y la vida” (Plataforma, 2012), “Libros o velocidad. Reflexiones sobre el oficio editorial (Fondo de cultura económica, Madrid y México 2005) y autor de “Todo tan cerca” (Poliedro, 2005), “Tu nombre” (Almuzara, 2008) y “El paraíso interior” (Plataforma Editorial, 2011).  Con el, hablamos en la siguiente entrevista acerca de su participación en Homenaje Pyme y su visión de la actual situación de las pymes en nuestro país, desde su propia experiencia vital.

jordi-nadalJordi, desde tu punto de vista, ¿qué errores suelen cometer las pymes en los primeros momentos de la gestión?

Primero una previa: decía el escritor Francés Anatole France -premio Nobel de literatura en 1921- cuando le preguntaron cómo eran los franceses, que no lo podía contestar porque no los conocía a todos… por tanto, mis respuestas, lejos de ser válidas para todos, serán, a lo sumo y con suerte sólo válidas para mí, porque yo no sé casi nada. Y poco puedo enseñar…

De todos modos, ahí va mi respuesta: Las pymes, en sus primeros momentos, pecan de ingenuidad, quieren creen que pasarán cosas buenas, cuando, a menudo, la realidad es muy dura. Tal vez esa ingenuidad les da frescura y permiso para atreverse, ahí reside también su fuerza…..pero algunas sufren, muchísimo, en el inicio.

Conviene, siendo pyme, nunca olvidar la frase de François de la Rochefoucauld “prometemos según nuestras esperanzas y cumplimos según nuestros temores”. A veces nos engañamos, porque la realidad es demasiado dura.

Dirigir equipos requiere de muchas habilidades, ¿qué tres habilidades serían en tu opinión las más importantes? 

Claridad, autoridad moral y honestidad.

El dinamismo y la búsqueda de nuevos retos, ¿son las claves de un buen management?, ¿El sistema de gestión de hoy puede ser ineficaz mañana?

El buen management necesita ser orgánico, como la vida. Flexible y veloz, pero, al mismo tiempo, sereno y sólido, porque no hay que dejarse embarullar por el mucho humo, que es una realidad que envuelve a la empresa.

Lo de hoy y mañana: lo sólido, coherente, honesto y claro debe abrirse camino siempre. Todo cambia, aparentemente, pero lo esencial es siempre lo mismo, desde, como mínimo, los griegos del siglo V aC.

¿Cómo ha de liderarse un equipo para que este funcione con autonomía y eficacia?

Claridad, instrucciones precisas, delegación, confianza, derecho al error a tu equipo. Aprender del error, sentir y comunicar alegría trabajando, enorme exigencia, artesanía e innovación, ritmo trepidante y paciencia infinita.

¿Qué te parecen eventos como “Homenaje Pyme? ¿Crees que pueden ayudar a las pymes a prestar especial atención a aspectos como el que tratará en su ponencia?

Todo lo que signifique compañía ante la soledad es bueno. Cada empresario está MUY solo, pero es bueno escuchar, dialogar, moverse, aprender.

Estar encerrado es dañino. Mirar, de vez en cuando, a los demás, arroja mucha luz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *