“Para los clientes el factor confianza es más poderoso que simplemente ser el más barato”


foto fama fabre

C.Estévez

6 de julio de 2015


En 70 años de vida, la pyme Fama Fabré ha tenido inevitablemente que enfrentarse y adaptarse a numerosos ciclos económicos y vaivenes del consumo. Fama Fabré es una empresa familiar creada en 1946 por Santiago y Miquel Fabré que en la actualidad se ha convertido en una de las empresas referentes en la importación y distribución de artículos y productos para el sector de la belleza. Fue especialmente a finales de la década de los 70 cuando la compañía experimenta un crecimiento importante bajo la dirección de Miquel Fabré hijo. Tras haberse dedicado en sus comienzos a la venta de productos de muy diversa índole, Fama Fabré fue especializándose progresivamente en herramientas y artículos de peluquería y más tarde, en cosmética y manicura. En la actualidad disponen de una red de vendedores que cubre toda España, proveedores presentes en los cinco continentes y más de 4.000 referencias que se distribuyen desde sus instalaciones centrales de 4.000 m2 en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Para conocer más de cerca cómo esta pyme catalana de origen familiar ha logrado posicionarse en su sector y no solo resistir décadas de actividad sino además registrar un constante crecimiento, hablamos con Xavier Aymami, Brand Manager de la compañía.

Xavier, ¿Cuándo se fundó la empresa y cuál ha sido su trayectoria?

Xavier AymamiFama Fabré se fundó en 1946 bajo la denominación Fa-ma, creada por los hermanos Miquel y Santiago Fabré, siendo el primero el padre del actual propietario.

La compañía originalmente era una distribuidora de productos de peluquería profesional para mayoristas y con el paso de los años se multiplicaron el número de referencias incorporando también artículos y productos de estética hasta llegar a los 4.000 aproximadamente que tenemos en catálogo.

A la cartera de clientes se añadieron los centros de enseñanza, los distribuidores internacionales y las grandes compañías de productos de peluquería.

¿Con cuántos empleados comenzó la empresa y de cuántos dispone en en la actualidad?

La empresa empezó con cuatro empleados y actualmente superamos los 50.

¿Qué obstáculos han sido los más difíciles de superar durante estas siete décadas de existencia?

En sus casi 70 años de vida Fama Fabré ha vivido diferentes etapas y diversos ciclos económicos, con seguridad los períodos de contracción de la demanda interna han sido los más complicados.

¿Qué áreas del grupo son los que han registrado un mayor crecimiento?

En lo que respecta a las dos grandes divisiones: peluquería y estética. Hemos trabajado a fondo en ambas para presentar a nuestros clientes una oferta atractiva, los responsables de cada división presentan cada año multitud de novedades, pero en la última década la parte de estética ha ganado posiciones en el negocio, tanto con productos propios como con marcas representadas, representando un 30% del volumen total.

La crisis económica y las subidas del IVA ha afectado especialmente al sector de la peluquería, ¿Cómo han combatido esta situación?

La crisis económica, la incertidumbre de las familias y las personas respecto a su renta disponible, agravados por la enorme subida del IVA, evidentemente ha afectado también al consumo de productos y servicios de imagen personal, este factor unido a un conocimiento cada vez mayor de sus necesidades, ha dado un consumidor exigente con la calidad pero a precios razonables y asequibles. Fama ha respondido a las demandas del mercado actual ofreciendo productos de buena calidad a precios atractivos, pero también mejorando el servicio a la distribución tanto comercial como logístico y manteniendo su presupuesto de marketing prácticamente en la misma proporción que en los años antes de la crisis.

Uno de los puntos fuertes de esta pyme es, sin duda, su apuesta por la internacionalización ¿En cuantos países tiene representación? ¿Cuáles son los futuros planes en esta materia?

Actualmente tenemos unos 20 distribuidores por todo el mundo y en los próximos años esa cifra aumentará considerablemente dada la respuesta que estamos obteniendo en el mercado internacional a través de las ferias a las que asistimos como expositores. Los planes de crecimiento fuera de nuestras fronteras es una de las apuestas más importantes de Fama y a la que se destinan una proporción muy alta de los recursos disponibles.

¿Crees que en la actualidad las pymes españolas han de salir fuera si desean sobrevivir?

En general la respuesta es evidentemente que sí, sobretodo en empresas como la nuestra con una larga trayectoria en el mercado nacional, pero que precisan de mercados nuevos para obtener incrementos importantes debido a la madurez y saturación del mercado. Aunque hay otras áreas de negocio que exploramos con buenos resultados, está claro que entrar en nuevos mercados internacionales con muchos consumidores potencialmente interesados en nuestro catálogo, hace prever grandes resultados a corto y medio plazo.

¿Cuál crees que es la clave del éxito de Fama Fabré: disponer de un amplio surtido de productos, lograr un crecimiento pausado y constante en el tiempo…?

No creo que haya un solo elemento clave para competir en nuestro mercado, además de una oferta constante de novedades para estar actualizados, es básico ganar la confianza del cliente, que sepa que responderemos si nos equivocamos o no hacemos algo suficientemente bien; para la mayoría de los clientes el factor confianza es más poderoso que simplemente ser el más barato. Sentir que no eres un proveedor más sino que intentas apoyarlo en sus necesidades, sobre todo en tiempos duros, tiene mucho que ver con las relaciones estables a largo plazo.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *