Cinco argumentos que confirman que la formación es una oportunidad de crecimiento para tu pyme


formacion adaptada

Irene Santos

Barcelona


Muchas empresas, en particular pymes, tienen una gran incertidumbre sobre cómo afrontar la transformación digital y, sobre todo, sobre cómo implementar nuevos procesos y herramientas, incluida la propia gestión del cambio. Pero no son los únicos interrogantes que se plantean cuando se habla de crecimiento empresarial y formación. Lo que está claro es que son muchos los beneficios que implica realizar inversión en esta área: la formación se traduce en capital humano, aumentando la productividad de los empleados y generando un mayor y mejor rendimiento para la empresa.

¡Estos 5 tips muestran todas las oportunidades de una buena formación para tu pyme!

-Valor para tus trabajadores.

Diversos estudios avalan que la formación incrementa la productividad de los trabajadores, aumenta su motivación, genera mayor confianza en la propia organización y suscita un sentimiento de adhesión y pertenencia a la empresa

-Una inversión de futuro.

El crecimiento de las pymes pasa, inexorablemente, por la innovación, la cual implica más conocimiento, lo que genera una mayor necesidad de formación.
El conocimiento es un factor de producción que afecta a la competitividad de la empresa y de él depende su capacidad de innovar.

-Imagen de marca. 

Un buen plan de formación de los empleados mejora la imagen de marca y el prestigio de la empresa que resulta así más atractiva tanto para sus propios trabajadores como para los externos, y permite atraer y retener el talento que es clave para el éxito empresarial.


-Calidad del servicio a tus clientes. 

La formación de los empleados aumenta la calidad de servicios o productos, mejora el trato, la satisfacción y la fidelización del cliente.

 -Nuevas metas empresariales.

El ahorro de tiempo que supone una mayor eficacia en la ejecución de tareas y su consecuente beneficio económico, permite a la empresa crecer a mayor velocidad, pudiendo plantear nuevas metas como la ampliación del número de productos y servicios, o la externalización de los mismos.

-Hablemos de costes…

El coste de la formación en la empresa es bajo y puede estar totalmente subvencionado.  Es posible una deducción directa del importe que se utiliza para formación en las cuotas de la seguridad social.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *