Franquicias: ¿Qué sectores tienen mayor demanda?


foto franquicias

Redacción

BeFranquicia


La consultora de franquicias BeFranquicia se ha basado en información cualificada, facilitada por cientos de emprendedores y analizada por expertos consultores, para dar a conocer cuáles son los sectores de actividad que van a tener más demanda en este 2017, por parte de aquellos interesados en invertir en abrir una franquicia. Son los siguientes:

Lavanderías: este tipo de franquicias están suponiendo una revolución en la forma de realizar el lavado y la limpieza de las prendas, tanto personales como de ropa de hogar. Son conceptos de negocio cuyo elemento principal es la calidad de las máquinas y que han encontrado un nicho de mercado muy rentable, con un potencial de crecimiento muy amplio, ya que es un sector que acaba de llegar a España, donde, de momento, cuenta con un volumen de centros muy inferior si se compara con otros países europeos, como Italia. Estas enseñas se dividen en dos modelos de negocio: los de autoservicio y los de servicio con personal, y se prevé que la actividad vaya en aumento año tras año, debido a los cambios en los hábitos de una parte importante de la sociedad, que prefiere externalizar las tareas domésticas.

Gimnasios de conveniencia: este sector se está reinventando, gracias a los nuevos modelos de negocio, basados en franquicias de gimnasios, fitness y wellness. Están dirigidos a un nuevo tipo de cliente más preocupado por la estética  y por el precio. De ahí que estos gimnasios sean de conveniencia, abriendo las 24 horas, los 365 días del año, para adaptarse a las necesidades de los usuarios. Además, sus inversiones se han adecuado a los nuevos tiempos y muchos de estos gimnasios funcionan en el segmento del low cost.

Restauración temática: el sector de la restauración siempre tiene mucho peso en el sistema de franquicias nacional, pero ahora están despuntando subsectores, con una gran demanda en el mercado. Es el caso de los restaurantes especializados en comida temática, de diferentes partes del mundo, que son conceptos originales, innovadores y rentables: comida italiana, americana, japonesa, china, turca, libanesa, mexicana… tienen cabida en una actividad que se está expandiendo por España, mediante la apertura de franquicias.

Panaderías-cafeterías: esta actividad de negocio se está consolidando como una opción sumamente atractiva para los inversores y emprendedores interesados en montar un negocio en franquicia, ya que aseguran un alto tráfico de personas en los establecimientos. Son puntos de venta dinámicos, en los que el cliente ya no solo compra el pan, sino que puede desayunar, leer el periódico, trabajar… Una oferta de producto diversificada, que permite a este sector seguir creciendo exponencialmente.

Apuestas deportivas: se trata de una actividad incipiente, que empieza a mirar a la franquicia, como fórmula de emprender y de expandir estos conceptos, dedicados en exclusiva a la explotación de apuestas de carácter deportivo, que también contemplan la instalación de máquinas en locales de hostelería, casinos, bingos, salones de juegos…

Servicios inmobiliarios: es uno de los sectores que más ha sufrido la crisis, pero que ya está dando síntomas de recuperación y de ser una apuesta segura, al haberse quedado en el mercado aquellas cadenas fuertes y bien posicionadas. Venta y alquiler de viviendas es la oferta de estas enseñas, cuyas inversiones suelen ser asequibles, incluso como una opción de autoempleo.

Belleza/Estética: peluquerías, centros de uñas, de depilación, salones de estética…, cada vez son más las personas que acuden a estas franquicias, preocupadas por el cuidado y aspecto de su cuerpo, y no solo mujeres, sino que ya los hombres también tienen cabida. Son actividades que necesitan normalmente locales de unos 40 metros cuadrados de media para funcionar y con inversiones más que asequibles y low cost.

Servicios de asesoría y consultoría: este sector está viviendo una evolución y afianzando su presencia en el mercado, fundamentalmente porque son muchas las empresas que están externalizando aquellas áreas que no constituyen su negocio principal, pero que no dejan de ser importantes: contabilidad, marketing, comunicación, tecnología, redes sociales… Además, son conceptos para montar como autoempleo.

Oficina/Papelería: aunque este sector es un clásico dentro de la franquicia, ahora se está revitalizando y modernizando, tras haber aparcado la crisis, por lo que las enseñas que lo integran tienen el futuro asegurado, al dirigirse a un cliente particular y empresarial.

Alimentación: estas franquicias atienden a una necesidad básica y diaria, lo cual es una garantía de negocio, lo que posibilita que esta actividad esté creciendo a tasas muy altas, debido a la gran demanda existente en el mercado. A su vez, son conceptos que ofrecen diversas opciones de inversión, para que el franquiciado pueda encontrar una solución a su medida: supermercados, tiendas de productos gourmet, especializadas en determinados alimentos, como quesos, congelados, embutidos…, vinotecas, productos típicos de otros países… todo tiene cabida en este sector, que no entiende de crisis.

En opinión de Carlos Blanco de Córdova, Fundador y Socio Director de BeFranquicia, “el sistema de franquicias tiene muchas ventajas, pero una de ellas es que está integrado por muchos sectores y subsectores de actividad, algunos de los cuales se encuentran en un momento álgido, que el emprendedor ha de tener en cuenta a la hora de montar una franquicia. Asimismo, añade que “desde nuestra consultora tomamos el pulso diario a aquellos sectores que más interés suscitan hoy en día entre las personas interesadas en convertirse en franquiciado, de ahí que sepamos a ciencia cierta qué actividades serán las más demandadas en este 2017”

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *