Internet de las Cosas: La aventura en ciencia ficción para emprendedores.


INTERNET-DE-LAS-COSAS

Silvia Leal

21 de abril de 2015


El Internet de las Cosas es la tecnología capaz de convertir cualquier objeto inerte en inteligente (el “famoso” smart, en inglés), dotándole de una identidad propia y la capacidad de comunicarse con los demás. Con esta tecnología ha llegado una nueva era en Internet, la fusión de nuestra realidad física y digital. Es lo que se conoce como la sociedad “ubicua”, término que viene del latín ubique y que significa “en todas partes”. Se trata, en opinión de los expertos, de una tecnología que ha llegado para cambiarlo todo.

Los fundamentos sobre los que se basa esta tecnología tan disruptiva no son nuevos en absoluto. Por el contrario, hace ya décadas que se habla de conceptos como la computación ubicua o pervasiva. Estos términos representan la integración de la informática en nuestro entorno de forma tan natural que podría decirse que pasa a ser prácticamente invisible, por lo que durante algunos años ha recibido también el nombre de inteligencia ambiental.

Si profundizamos en su historia, encontraremos que la computación ubicua es un concepto que normalmente se le atribuye a Mark D. Weiser, científico jefe del laboratorio Xerox PARC, quien en el año 1991 publicó en la revista Scientific American su artículo “The Computer for the 21st Century“. En su trabajo, inspirado en gran medida por Ubik, novela de ciencia ficción escrita en 1969 por Philip K. Dick, Weiser predecía un mundo en el que los ordenadores serían “invisibles” y estarían integrados en todos los objetos que nos rodean a diario. Por ello, este visionario ha sido una de las principales fuentes de inspiración para todos aquellos que apuestan por el desarrollo de esta tecnología.

Para aquellos que no conozcan la novela en la que se inspiró, tan solo me faltaría añadir que mostraba un mundo en el que todo, hasta el papel higiénico, sería inteligente y estaría conectado, un mundo compuesto además de numerosas realidades o universos, cada uno dentro de otro… ¿Fue el anticipo del Internet de las Cosas su única predicción acertada?

El término Internet de las Cosas se hizo popular en 1999 cuando Kevin Ashton, investigador británico que en ese momento trabajaba en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), fue citado por la revista Forbes con esta declaración: «Necesitamos una internet de las cosas, una forma estandarizada de que los ordenadores entiendan el mundo real». Desde entonces, esta tecnología ha ido aumentando su presencia en nuestras vidas, acercando cada vez más esa realidad que describían tanto el autor de Ubik como Weiser.

Por todo ello, para el año 2020 Gartner calcula una aportación del Internet de las Cosas a la economía mundial de 1.9 billones de dólares. Para los que tengan dudas con estos números tan grandes, estamos hablando de 1,9 millones de millones, cifra que subirá hasta los 5,17 billones en 2025. Por sector, las previsiones apuntan a que construcción (edificios inteligentes) y automoción se encontrarán entre los más beneficiados, sin olvidar que es una tecnología que llega con muchas posibilidades para todos.

¿No parece un camino interesante para todos aquellos que apuesten por emprender? ¿Puede tener esta tecnología la clave del crecimiento de pequeñas y medianas empresas que todavía luchan por sobrevivir? Todo parece indicar que sí, ¿no es verdad? Apuesta por el Internet de las Cosas, ya no es ciencia ficción, es una apuesta ganadora.

4 comments
  1. Enrique Gonzalez

    21 abril, 2015 at 2:02 pm

    Creo que es un tema muy interesante y me gustaria saber de empresas que dispongan de este producto para una posible distribucion e instalacion

    Reply
  2. Pingback: Internet de las cosas, un nido de oportunidades para las pymes | Si a la Pyme le va bien |

  3. Pingback: Once profesiones nuevas que van a dar mucho que hablar – Otras Voces en Educacion |

  4. Pingback: El 47% del empleo actual desaparecerá dentro de una decada | El Vocero Dominicano |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *