Irisbond: Miradas que hablan, el reto de una startup en pleno crecimiento


foto irisbond

Irene Santos

Barcelona


Han conseguido que en el mundo haya más de 700 personas que se están comunicando con la mirada a través de su tecnología, principalmente, en España y Sudamérica. Pero el sueño de este emprendedor, Eduardo Jauregui, Co-fundador y CEO de Irisbond, no acaba aquí: Los próximos pasos, además de abordar el mundo de la discapacidad, son el desarrollo y la aplicación de tecnologías móviles que permitan controlar cualquier dispositivo con la mirada y aplicarlo a entornos tan diversos como el neuromarketing, la automoción, y el eHealth. El mundo que se les abre está lleno de oportunidades…

EduardoJauregui carnetNacieron de un desarrollo tecnológico, Eye Tracking, que permite a pacientes con discapacidades controlar un dispositivo con la mirada… ¿Cómo fueron estos inicios?

El origen de Irisbond es fruto de la necesidad de una persona con una gran discapacidad que no podía comunicarse de manera autónoma y que no encontraba ninguna tecnología en España. Así, se inicia el desarrollo por parte de un centro tecnológico especialista en visión artificial, Vicomtech, que años más tarde se convierte en un sistema para poder controlar un ordenador con la mirada.

Su origen ¿Se explica por la necesidad de dar voz a quienes lo tienen más difícil para comunicarse?

La situación era que en 2013 la tecnología estaba lista pero faltaba un modelo de negocio para rentabilizarla en el mercado. Entre un grupo de promotores decidimos lanzar Irisbond, inicialmente como un medio de comunicación alternativa para personas con grandes discapacidades. Ese fue el origen y la principal aplicación, dado que era la aplicación natural de la tecnología que ya estaba desarrollada.

¿Cómo ha evolucionado este leif motiv?

Junto con un Software de comunicación alternativa desarrollamos una aplicación que permite la realización de actividades a través de la mirada. En definitiva, logramos que las personas que no pueden comunicarse de manera autónoma, dado que tienen una gran discapacidad (ELA, Tetraplejia, Parálisis Cerebral) o que están afectadas por una enfermedad, puedan enviar emails, escribir documentos, hablar a través de voz sintetizada, enviar tuits. A través de la mirada les abrimos una ventana al mundo a las personas que tienen limitaciones para comunicarse, facilitando su vida diaria.

La plataforma actual de Irisbond ¿Cómo se ha transformado? ¿en qué consiste?

La evolución del producto está permitiendo que consigamos tecnologías cada vez más avanzadas. En este momento, el sistema Irisbond se compone de un dispositivo físico que se conecta al ordenador y una serie de aplicaciones de software libre que permiten complementar la capacidad de comunicación de una persona a través de la mirada.

Durante todo este tiempo, hemos ido evolucionando junto a nuestros usuarios y profesionales del mundo de la educación especial, desarrollando aplicaciones cada vez más adaptadas a las necesidades propias del usuario. Así, trabajando con pedagogos del mundo de la educación infantil, por ejemplo, hemos desarrollado una aplicación que permite a niños en edades muy tempranas, incluso con capacidades cognitivas afectadas, identificar primero si la mirada es un medio posible de comunicación. Luego, a través de una serie de juegos pautados, entrenan esa mirada para que al final se convierta en un medio de comunicación alternativa y, finalmente, se pueda desarrollar una comunicación totalmente efectiva a través de la mirada.

Por lo tanto, estamos también desarrollando una inclusión educativa e inclusión social en las personas que tienen más complicaciones para interactuar con el entorno. En algunos casos, estamos facilitando que personas con grandes discapacidades puedan incorporarse al mundo laboral, lo que supone un impacto real y positivo en la sociedad como medio de inclusión laboral.

Están considerados como una de las startups con más futuro… ¿Cómo se plantean los próximos años? ¿Están trabajando en nuevos proyectos?

El desarrollo y el futuro de Irisbond lo prevemos obviamente basado en la evolución tecnológica de Eye-Tracking y en la colaboración y conexión con los usuarios que nos están demandando hacia dónde tiene que evolucionar la tecnología. En este momento, una de las líneas principales de negocio se basa en desarrollar algoritmos basados en eye-tracking y face-tracking que permitan a través de una webcam desarrollar todo el control de un dispositivo móvil con la mirada, sin necesidad de ningún tipo de hardware adicional. Esto obviamente es un salto disruptivo que nos va a brindar la oportunidad de conseguir una manera diferente de poder comunicarnos con el entorno, y a eso aspira Irisbond: a establecer la mirada como un medio natural de comunicación con el entorno, que cualquier persona, sufra una discapacidad o no, pueda mejorar las experiencias de usabilidad utilizando la mirada como un medio natural.

Imaginémonos que un cirujano mientras está con las manos ocupadas operando pueda consultar el historial del enfermo con la mirada. O que podamos combinar sistemas de visión como el eye-tracking con sistemas de voz para poder interactuar con el entorno. La evolución de la tecnología esta ahí, disponemos de tecnología para poder dar soporte a este tipo de necesidades y ahora lo que tenemos que hacer es crear ese hábito y dar salida a las posibles aplicaciones reales del eye-tracking.

Los próximos pasos, además de abordar el mundo de la discapacidad, son el desarrollo y la aplicación de tecnologías móviles que permitan controlar cualquier dispositivo con la mirada y aplicarlo a entornos tan diversos como el neuromarketing, la automoción, y el eHealth. Por lo tanto, el mundo que se nos abre está lleno de oportunidades.

¿Es complicado hacerse un hueco en el ámbito de las startup tecnológicas? ¿qué aspectos destacaría para lograrlo?

Obviamente una startup tecnológica se enfrenta a muchos retos, los propios retos de desarrollar un negocio, rentabilizarlo y de subsistir en el mercado en un entorno tan competitivo, pero en el caso de las tecnologías con un plus, ya que estamos en un entorno muy cambiante, muy disruptivo, en el que es necesario diferenciarse y ser muy rápido a la hora de evolucionar en las aplicaciones tecnológicas. Por ello, bajo nuestro punto de vista, la clave reside en dominar las tecnologías “core” del negocio e implementarlas para convertirnos en un referente en el mercado. Es decir, tratar de ser los mejores y rodearse de los mejores, pero sobre todo estar muy cercano al mercado, entender qué se necesita para aplicar dichas tecnologías con criterio y que generen un producto o un servicio de interés para el público.

Tras una gran acogida en España y Sudamérica, ¿Qué países están en su punto de mira?

En este momento podemos decir que somos un referente en la comunicación alternativa en España y en Sudamérica y estamos iniciando nuestra incursión en el norte de Europa, Estados Unidos y Canadá.

Como comentaba inicialmente, empezamos nuestra actividad comercial en el mundo de la accesibilidad, llegando a acuerdos con asociaciones, con fundaciones, con usuarios finales, en el mundo de la discapacidad, principalmente en el hemisferio sur, hablamos de España, Sudamérica… Puesto que el hemisferio norte está más trabajado por nuestros competidores. Hablamos de tres o cuatro competidores en el mundo, no más. Es una tecnología muy avanzada y no hay muchas empresas a nivel internacional que dispongan de la capacidad de desarrollo de esta tecnología. Irisbond es una de ellas, que apostó por introducirse en mercados del sur.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *