La retribución flexible en la pyme pasa a la acción


Redacción | Madrid

5 de Enero de 2015

“La pyme comienza a creer en la retribución flexible, fórmula que ha pasado en una década de compensar al mundo directivo a ser la única vía para motivar a plantillas enteras, de pagar mejor en entornos donde pagar más no es posible”, explica Auxi Navarro, responsable de Retribución Flexible de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos, filial de Sodexo en España, que fue pionera en lanzar este servicios y monitorea desde hace más de una década su evolución.

En 2014, las novedades tienen que ver con la desaparición a los incentivos del alquiler de viviendas y con la inclusión de la tarjeta transporte en todos los paquetes retributivos, mientras que los cheques guardería se convierten en clásicos entre plantillas jóvenes y los seguros de salud en equipos más maduros.

Los servicios más escogidos a la hora de confeccionar un plan de retribución flexible los cheques de comida, seguros de salud y la formación

Cerca de un 60% de las grandes empresas facilitan al 70% de sus empleados esta fórmula, según datos de Sodexo, siendo los servicios más escogidos a la hora de confeccionar un plan de retribución flexible los cheques de comida (44%), seguros de salud (44%), formación (42%), tarjeta transporte (40,5%), renting de vehículos (31%), cheques guardería (29%), seguro de accidente (26%), seguros de vida (19%), tecnología (18%) y planes de pensiones (13%).

La fiscalidad es el argumento

A través de retribución flexible los empleados pueden elegir qué parte de su retribución quieren seguir recibiendo cómo salario monetario y qué parte desea percibir en productos o servicios (no superando el 30% de su salario bruto anual). El cumplimiento de estos límites ha de considerarse en términos anuales, de manera que no tendría implicaciones el hecho de que en algunas ocasiones se superasen estos límites en un determinado mes.

Su atractivo tiene que ver con las ventajas fiscales de los servicios que el empleado elige de manera voluntaria, por lo que ahorra dinero con los mismos gastos que antes. Además, no afecta a las bases de cotización a la seguridad social. Todos los productos que se contraten a través de retribución flexible cotizan a la seguridad social con lo cual no se van a ver mermadas las bases de cotización y no va a afectar a efectos de paro o jubilación

La retribución flexible es voluntaria y personalizada, cada empleado decide que parte de su paquete retributivo quiere recibir en metálico y que parte quiere destinar a la contratación de servicios en función de sus necesidades personales y familiares que puede modificar según varíen, como puede suceder de un año a otro. Finalmente, Sodexo facilita un simulador de ahorro que les permite comprobar que servicios se ajustan más a sus necesidades y las ventajas que tiene al contratarlos a través de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *