Las claves de la llamada economía “rosquilla”


economia

Redacción

Barcelona


¿Alguna vez te has preguntado cómo será la economía de las nuevas generaciones? Si te interesa reflexionar sobre el tema y avanzarte a lo que muchos expertos están ya empezando a dislumbrar, te recomendamos la lectura de “Economía rosquilla. 7 maneras de pensar la economía del siglo XXI”, publicado por Ediciones Paidós, de la prestigiosa experta Kate Raworth. Raworth es una economista cuya investigación se centra en los retos sociales y ecológicos específicos que plantea el siglo XXI. Ejerce la docencia como investigadora asociada invitada sénior en el Instituto de Cambio Medioambiental de la Universidad de Oxford, y es asociada sénior del Instituto de Liderazgo pro Sostenibilidad de Cambridge.

portada libroLa autora nos descubre en este revelador libro 7 maneras de pensar la economía del siglo XXI, una alternativa real a la economía del crecimiento. Para la economista inglesa, la economía no funciona. Ha sido incapaz de predecir, y no digamos de impedir, las crisis financieras que han sacudido los cimientos de nuestras sociedades. Sus obsoletas teorías han permitido la existencia de un mundo en el que persiste la pobreza extrema mientras la riqueza de los super ricos aumenta año tras año. Y sus puntos ciegos han desembocado en políticas que están degradando el mundo viviente en una escala que amenaza por entero a nuestro futuro.

¿Es posible arreglarla? En “Economía rosquilla”, la académica de Oxford identifica siete aspectos cruciales en los que la economía convencional nos ha llevado por el mal camino, y establece una hoja de ruta para conducir a la humanidad a un punto ideal donde puedan satisfacerse las necesidades de todos con los medios del planeta. En este trayecto, la autora revela cómo la obsesión por el equilibrio ha dejado a los economistas indefensos a la hora de afrontar el auge y caída de la economía del mundo real y, al mismo tiempo, crea un modelo económico de vanguardia apropiado para el siglo XXI; un modelo en el que una brújula en forma de rosquilla o dónut señala el camino hacia el progreso humano.

Una interesante lectura que puede ayudarnos no solo a entender por dónde irán la economía de los próximos años, sino también cómo deberíamos adaptar nuestros negocios a las futuras coyunturas que se avecinan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *