Las pymes españolas pagan la electricidad más cara de Europa


torre-electrica

Daniel Hernández | Madrid

12 de junio de 2015


Entre los años 2008 y 2014 el precio de la electricidad para la mayoría de pequeñas y medianas empresas, las que consumen menos de 20 MWh al año, se ha duplicado. Así lo indica el informe de L’Observatori de Pimec, la patronal catalana de la pyme. La conclusión es que las empresas con consumos más bajos de electricidad soportan los precios más caros de la UE-15 (los países miembros de la Unión Europea antes de la ampliación de 2004).

En los tramos de consumos más bajos el peso de los impuestos representa el 25% de la factura, frente al 11% de los grandes consumidores. Aún así el coste de la electricidad: su generación y suministro, es el que supone mayor lastre frente a otros países europeos, mientras que los costes de la red básica y los impuestos especiales están entre los más bajos. Sólo Irlanda y Reino Unido superan a España en precios de generación y suministro, aunque sólo en volúmenes de consumo medios y altos (entre 2.000 MWh y 150.000 MW h).

Las diferencias entre pequeños y grandes consumidores también son manifiestas si nos fijamos en el precio de la electricidad. En este capítulo España se coloca también como el país con más distancia de la UE-15. La diferencia entre el tramo más bajo y el más alto en España es de  209 euros frente a los 56,5 euros del Reino Unido.

Para los pequeños consumidores el precio antes de impuestos desde 2010 ha subido casi un 54%. Sólo en 2013 lo hizo un 15% y el año pasado aumentó otro 17%. En el mismo periodo el tramo de consumo anual cuyos precios han aumentado menos, un 6,1% es el que va de 20.000 a 70.000 MWh. Los precios de los mayores consumidores, los que superan los 150.000 MWh, son los que más han crecido tras los de los pequeños consumidores, aunque a una distancia enorme, con una subida del 19 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *