Los cambios en el Estatuto del Autónomo que te pueden interesar


frutería-autonomos

Daniel Hernández | Madrid

10 de octubre de 2015


Desde hoy, día 10 de octubre de 2015, están vigentes los cambios en el Estatuto de los Autónomos destinados a ampliar algunos derechos de los que carecía parte del colectivo hasta ahora. Lo principal es que cambian algunos detalles de la tarifa plana así como la capitalización del paro y los derechos de los autónomos dependientes, conocidos como TRADE.

Cambios en la capitalización y cobro del paro cuando se inicia una actividad

En lo referente a la prestación por desempleo, se elimina el límite de edad para solicitar el 100% de la cuantía a la que se tiene derecho en un pago único. Antes podían capitalizar el paro al completo para iniciar una actividad emprendedora los menores de 25 años. Pero esta no es la única modificación respecto a la prestación de desempleo. A partir de hoy si una persona lo está cobrando y se da de alta como autónomo profesional, puede pedir que se suspenda para recuperarla hasta cinco años después. También es posible compatibilizar la prestación con el inicio de actividad en el RETA durante nueve meses como máximo.

Menos restricciones para acceder a la tarifa plana

Hasta ahora quienes se diesen de alta como autónomos y contrataran a trabajadores por cuenta ajena, no se podían beneficiar del sistema de las bonificaciones progresivas que permiten pagar una cuota de poco más de 50 euros los primeros seis meses, la conocida tarifa plana. La nueva ley, en vigor desde el día 10 de octubre, elimina esas restricciones, es decir, que quienes contraten, podrán beneficiarse de esos pagos reducidos a la Seguridad Social, que aumentan progresivamente.

Ante esta medida, desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), su secretario general Sebastián Reyna señala que la tarifa plana es sólo “una solución coyuntural”.

Más derechos para los TRADE

La ley también deja de contemplar algunas restricciones para los autónomos dependientes. A partir de ahora los TRADE podrá contratar trabajadores por cuenta ajena o subcontratar toda o parte de la actividad que desempeñan si se dan algunos supuestos: por riesgo durante el embarazo y la lactancia para menores de nueve meses, por permiso de paternidad, maternidad o adopción, por cuidado de menores de siete años o de dependientes o discapacitados con grado igual o superior al 33%.

En este sentido Rosario Moreno-Opo, técnico de la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA) reconoce que cuando se diseñó el régimen del TRADE “se nos escaparon algunas cosas” como por ejemplo “la rescisión de la relación, que se dejó demasiado abierta y al criterio de una sola de las partes”. Además la figura del autónomo dependiente “ha sido mal entendida principalmente por empresarios” y, en muchos casos “se usa de forma fraudulenta para hacer contrataciones que deberían ser por cuenta ajena”. En este sentido Moreno-Opo recuerda que esta sigue siendo un relación mercantil y en ella hay oportunidades de empleo  puesto “que muchas empresas externalizan parte de sus servicios” lo que propicia que muchos “puedan encontrar su lugar en el mercado laboral”.

Otras demandas que se quedan por el camino

“Hace tiempo que veníamos denunciando desde ATA que había algunas incoherencias”, dice Rosario Moreno-Opo, como por ejemplo “que un autónomo que se diera de alta no pudiese disfrutar de la tarifa plana para contratar trabajadores”.

Desde UPTA señalan que estos cambios harán que en lo que queda de año se den de alta al menos treinta mil nuevos autónomos. Pero para esta organización la situación sigue sin ser perfecta ya que teme por la estabilidad de las nuevas actividades que se creen. De ahí que Sebastián Reyna pida que se haga “un seguimiento muy cercano de los nuevos negocios, ya que podríamos tener mucha temporalidad en las nuevas iniciativas”.

ATA insiste en el reconocimiento del autónomo como empleador y también como colectivo. “Tenemos que conseguir que las organizaciones tengan su papel, por ejemplo en el diálogo social”, dice Moreno-Opo, “y además estar presentes en el Consejo Económico y Social como lo están la mayoría de organizaciones que representan a trabajadores y empresarios”. También hay algo que se ha quedado en el tintero a juicio de ATA. Tiene que ver con la maternidad como la bonificación para hacer contratos antes de que las autónomas den a luz. “Nos hubiese gustado el reconocimiento de las dificultades que puedan surgir antes de ser madres” apunta Moreno-Opo.

También para UPTA hay aspectos que afectan al colectivo que se han olvidado como “medidas de acompañamiento, asistencia técnica y mejora de acceso a la financiación”, dice Reyna puesto que serán “imprescindibles para que los nuevos emprendedores” que se puedan crear al calor de esta modificación del Estatuto del Autónomo “consoliden sus iniciativas económicas y permita una mejora de nuestra estructura empresarial”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *