Luis de Sande, CFO de AUARA: “Nuestro objetivo es ser rentables a la par que generosos”


luis de sande adaptada

Irene Santos

Barcelona


 

Luis de Sande es licenciado en Ingeniería de Minas por la Universidad Politécnica de Madrid. Ha desarrollado su carrera profesional en estrategia de negocio y ha llegado a ocupar posiciones de alta responsabilidad en empresas como Iberdrola o Banco Santander. Es MBA por IESE y tiene un máster en asesoría fiscal del IE. También tiene experiencia en lanzamiento de startups, especialmente en el sector energético. Una combinación que ha sabido mezclar en AUARA, la startup social de la que hablamos en esta entrevista.

AUARA es una startup social, ¿Cuál es su filosofía? ¿Cómo nace la idea de creación?

Siempre es difícil encontrar la semilla a partir de la cual crece una startup, pero en este caso, parece que hay una primera experiencia que hace detonar todo el proceso.

Antonio Espinosa, uno de los fundadores y actual CEO, estaba haciendo un voluntariado en Etiopía con la asociación Amigos de Silva, ayudando a construir un hospital en la región de Afar, una de las más castigadas del país. Allí fue consciente de forma directa de que la carencia de agua era la base de la mayoría de problemas que llegaban.

Sin agua potable no hay ninguna posibilidad de desarrollo. En su lugar hay hambre, enfermedades, falta de higiene, problemas de escolarización infantil y menos oportunidades para las mujeres. Disponer de agua es vida y debería ser un derecho universal.

No es un problema menor, y es que hay 700 millones de personas en el mundo que no tienen acceso a agua potable. Otro dato aterrador son los más de 1.000 niños que mueren cada día por causas o enfermedades relacionadas con el agua en mal estado. Un total sinsentido y una aberración en el siglo de la globalización.

Luis de Sande +bidonDe ahí surge el lema “Tu bebes, otros beben”…

Sí, así es… Con este germen en la cabeza, Antonio volvió a España y junto a su amigo de toda la vida, Pablo Urbano, comenzaron a hablar del tema y ataron algunos cabos. Pablo colaboraba en una empresa social, así que se les ocurre la idea de montar algo en la misma línea. Y así surgió la idea: agua aquí que financie agua allí.

En ese punto hablaron conmigo y me contagiaron su pasión (un tsunami), y, sin dudarlo, me uní al proyecto. Nos encerramos un día en mi despacho, donde diseñamos la empresa el producto y analizamos su viabilidad. Finalmente apostamos por una empresa de agua mineral embotellada, competitiva, rentable y con ánimo de lucro, pero que sus dividendos sean dedicados al 100% a un fin social: facilitar agua potable a quien no dispone de ella. La filosofía AUARA es un nuevo (o viejo pero olvidado) concepto de empresa, competitiva, rentable pero social, que busca a través de la comercialización de un producto atractivo y básico como el agua mineral, unirnos todos a través de un acto cotidiano para realizar un acto extraordinario. AUARA busca ayudar a paliar una de las grandes penurias que sufren 700 millones de personas: no disponer de agua potable y limpia.

Además, todo ello con un producto medioambientalmente correcto, que no estropee nuestro fatigado planeta. Por eso el diseño de la botella cuadrada mejora la eficiencia en el transporte (aumenta el cubicaje) y, el hecho de fabricarlas con plástico 100% reciclado, nos convierte en la primera empresa que fabrica de este modo. Nos gusta innovar, en sentido medioambiental y social. Ambas cosas tienen que ir de la mano.

Con la venta de las botellas de agua mineral que comercializa, destina el 100% de los dividendos a mejorar la calidad de vida de personas necesitadas ¿Qué acogida ha recibido esta propuesta?

La verdad es que una empresa comercial y 100% social es un concepto muy nuevo en España y nos ha costado mucho esfuerzo transmitir el valor de nuestra innovadora y “excesivamente” apasionada decisión empresarial. Sin embargo, una vez lanzado el producto, nuestro intenso celo en ser totalmente transparentes y auditables, y sobretodo, gracias al increíble equipo de personas que conforman y apoyan a AUARA, hemos conseguido en 2016 una acogida magnifica y una validación de nuestro modelo de empresa y producto con valores.

Es un gusto recibir llamadas que no solo piden el producto, sino que quieren implicarse en ayudar y en difundir nuestros valores. Esta es otra de las claves diferenciales, no somos agua, somos AUARA, una empresa con valores que busca unir a la gente y las empresas, que compartiendo crean cambios, felicidad y ayudan.

Puede que durante esta crisis la población se haya concienciado de que otra manera de hacer las cosas es posible y que este haya sido el momento perfecto para desarrollar una idea como esta.

Pablo Urbano, Ana Terrado, Antonio Espinosa, Luis de Sande2Buscáis una ampliación de capital de hasta 212.000 euros. ¿Cuál es vuestro objetivo final, a qué dedicareis estos recursos?

El año 2015 fue el año de la creación de una empresa, un producto, un equipo y una marca.

En 2016 hemos creado toda la cadena de valor y lanzado el formato de 0,5 L, el cual elegimos por ser un formato versátil y flexible, y con el que hemos probado el potencial de AUARA en casi todos los nichos de negocio.

Con el éxito y resultados obtenidos en 2016, hemos realizado nuestro plan estratégico de desarrollo para los próximos dos años, el cual contempla invertir en la implantación de dos nuevos formatos de botella (uno de 1,5 L para el mercado residencial, y otro de 0,33 L para el mercado corporativo), adicionalmente, tenemos el desarrollo de nuestra plataforma de venta online (ya implantada parcialmente). También debemos incrementar nuestra estructura comercial enfocada a los nichos de mayor venta esperada, así como reforzar nuestra estrategia fundamental de marketing digital.

Por todo esto, hemos diseñado y lanzado una atractiva propuesta de ampliación de capital a través de la plataforma de inversión en empresas de impacto social, denominada Bolsa Social, primera plataforma autorizada por la CNMV, la cual está funcionando espectacularmente, y donde en tan sólo 10 días hemos alcanzado más del 70% de nuestro objetivo.

En menos de un año, AUARA ha facturado más de 100.000 euros con la venta de más de 250.000 botellas, a través de diferentes canales de venta ¿Contemplábais este éxito cuando creasteis la empresa?

La verdad es que desde el 2014 llevamos mucho trabajo realizado, testando y validando nuestro modelo de negocio y propuesta de producto. Sin embargo, también es cierto que esta prueba de fuego que hemos realizado en 2016 ha superado todas nuestras previsiones. Sobre todo, en cómo las personas y empresas que han comprado AUARA se unen y buscan hacer red y más impacto social entre todos. Por eso decidimos sustituir la palabra cliente por embajadores.

El éxito para nosotros ha sido también culminar varios proyectos sociales. En 2016 hemos perforado un pozo junto a Manos Unidas en un colegio de Tamarou, Benín, para 500 niños y los 2.000 habitantes del pueblo. También en Camboya hemos construido con SAUCE ONG varios baños para familias que tienen miembros infectados con VIH y que, por tanto, tienen unos riesgos de contagio muy elevados por la insalubridad en la que viven. Y ahora mismo tenemos en marcha un proyecto de reparación de un pozo en Camerún, con la ONG Zerca y Lejos.

Actualmente estamos trabajando en proyectos para recolección de aguas de lluvia para familias de Haiti; un proyecto similar para un centro de maternidad en Camboya; dos pozos nuevos en Congo… ¡y esperemos que varios más a lo largo del año!

Como empresa social, ¿Qué valores se promueven tras esta iniciativa?

AUARA es una empresa con ánimo de lucro, como cualquier otra, pero con una peculiaridad, y es que se trata de un ánimo de lucro social. Es decir, el dinero que se gana tiene un fin 100% social.

Según nuestros estatutos, el objetivo de la empresa es la venta, comercialización y distribución de agua mineral embotellada y el uso de todos los beneficios disponibles generados para financiar el desarrollo de proyectos de cooperación que palien las necesidades de agua en áreas necesitadas. Para ello, Auara combina lo mejor de las empresas, orientadas a beneficios y lo mejor de las ONGs, pues el fin es puramente social. Así, somos la primera empresa española certificada por Social Enterprise Mark.

Y todo ello lo conseguimos siendo fieles a nuestros valores, que se pueden resumir en nuestra voluntad de servicio; en nuestro objetivo de ser rentables a la par que generosos y siempre con innovaciones que pongan el foco en las personas. Y todo ello con mucha humildad, integridad, pasión, colaboración y equipo. Y con alegría, mucha alegría.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *