¿Qué perspectivas trae 2016 en materia de empleo?


foto randstad

Redacción

12 de enero 2016


Acabamos de pasar el 2015, un año que nos ha ido dejando pistas que nos ayudan a realizar una aproximación a este 2016 que estrenamos en el ámbito laboral. Por un lado están las cifras puras y duras: la economía mejora y se crean puestos de trabajo; por otro, la pujanza de nuevos sectores. Además también tenemos la madurez de generaciones como los millenial, personas con ambición que ya comienzan a ocupar puestos de responsabilidad. Con esos mimbres se puede elaborar estas perspectivas para el empleo.

Las proyecciones económicas

El Gobierno y otros agentes elaboran sus previsiones económicas, unas cifras que nos dicen en frío cómo van a ir las cosas en el futuro, también en el ámbito laboral. Para 2016 el Ejecutivo prevé, según su último cuadro macroeconómico, que la tasa de paro bajará del 20%, concretamente hasta el 19,7%. Continúa siendo una cifra alta, pero no estaba por debajo de esa barrera psicológica desde el tercer trimestre de 2010.

Este año, el crecimiento del empleo en términos de Contabilidad Nacional, un tecnicismo que se refiere a los puestos creados a tiempo completo, es del 3%. Sin embargo el Banco de España es algo más pesimista y en sus últimas proyecciones reduce su aumento hasta el 2,4%.

A corto plazo se vislumbra empleo

A comienzos de cada año se produce un evento que genera miles de puestos de trabajo y sobre el que se hacen proyecciones también. Hablamos de la campaña de rebajas, que trae bajo el brazo 48.500 contratos, casi un 13% más que el año pasado, según la previsión de Randstad. Para llegar a esta cifra la empresa de recursos humanos ha tenido en cuenta la campaña de navidad, que ha sido mejor también que la de 2014.

En este ámbito las empresas demandan principalmente dependientes, azafatos y promotores. En resumen, perfiles comerciales con experiencia y que ayuden a que los consumidores adquieran los productos. El aumento del consumo también beneficiará a actividades auxiliares al comercio como la logística y a las industrias textil y de perfumería y cosmética, según avanza Randstad.

Los perfiles que necesita 2016

No solo para las rebajas de principios de año. El 2016 demandará comerciales, porque el consumo interno va a seguir aumentando y las empresas continuarán buscando este tipo de perfiles.

Pero una buena parte del comercio es electrónico, y lo continuará siendo. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el comercio electrónico superó en España los 4.400 millones de euros entre enero y marzo de 2015, lo que supuso un aumento del 24,5%. Esto hace que se demanden otros perfiles ligados a lo online, según el estudio de Randstad Professionals sobre perfiles más demandados para 2016. Entre estos están los analistas y los programadores especializados. Los consumidores compran más por Internet y muchas empresas ponen su empeño en crear en la red un entorno fiable. En este sentido los bancos tienen mucho que decir. Su crecimiento online continuará, lo que provoca que precisen profesionales especialistas en big data, es decir, trabajadores que gestionen la enorme cantidad de datos que reciben, que sean capaces de ofrecer a la vez seguridad al cliente y aprovechamiento de esa información a las empresas.

Con la mejora económica la industria nacional vuelve a recobrar el pulso. Esto hace que busquen ingenieros de todo tipo. Según Randstad un tercio de las ofertas a perfiles altos están destinadas a este tipo de profesionales. Las compañías pueden aprovechar sus experiencias en el extranjero y el buen nivel de inglés que muchos han ido adquiriendo. Por tanto los solicitantes de empleo deben tener más claro que nunca que hablar un inglés fluido es un requisito imprescindible para mejorar su empleabilidad. Pero además les ayudará estar dispuestos a la movilidad geográfica.

Pero las demandas son recíprocas. Las empresas también tienen sus retos. Primero captar talento y a la vez retener el que se tiene. Este último aspecto irá ganando complejidad en 2016, a medida que la economía va mejorando y muchos trabajadores pueden ver mejores oportunidades en otras empresas.

Las expectativas de promoción en la empresa

Las nuevas generaciones comienzan a alcanzar puestos relevantes en las empresas. Esto significa que las organizaciones comienzan a adquirir sus principales valores. Los baby boomers comienzan a jubilarse y los millenials, o generación Y comienzan a tomar los mandos.

Esta generación, los nacidos a partir de los años 80, se caracteriza por haber vivido un fuerte desarrollo tecnológico y por estar sobradamente preparados al adquirir una educación que sus padres no pudieron recibir. Según los diversos estudios realizados, vienen con una conciencia social muy fuerte, lo que les hace priorizar la responsabilidad social de la empresa cuando consiguen llegar a puestos de mando.

Quienes vienen detrás, la generación Z , es decir, los nacidos entre 1994 y 2010, son todavía más sensibles que los millenial a eventos tan importantes como por ejemplo el cambio climático. Otra de las cualidades que se encuentra potenciada en este grupo de edad es el espíritu emprendedor. A los Z ya no les mueve tanto el dinero sino realizar una actividad que les llene, con la que se sientan identificados.

La generación Z aspira a lo más alto y lo ve cerca. Según el Randstad Workmonitor , el 76% de los Z tienen expectativas de promoción en su empresa, frente al 62% de los millenial. Muy cerca está la generación X, con el 61% de expectativas y ya más lejos se sitúan los baby boomers, con un 32% de expectativas. Es decir, este año cada vez veremos a más jóvenes con sus nuevos valores como jefes.

En definitiva lo que 2016 trae es la continuación de un camino que se empezó a andar hace poco tiempo. Se crearán puestos de trabajo porque la mejora de la actividad económica así lo propicia. Muchos de esos nuevos empleos exigirán una preparación que las nuevas generaciones son capaces de ofrecer: idiomas, preparación, ambición y disposición a una mayor flexibilidad, y las empresas se deberán esforzar por hablar su lenguaje para conseguir retenerlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *