¿Qué piensan pymes y autónomos del IVA de caja?


iva caja

Daniel Hernández | Madrid

13 de febrero de 2015


Es una medida sencilla y atrayente en su planteamiento. El IVA de caja permite que una pyme o autónomo ingrese el impuesto a Hacienda cuando haya cobrado realmente la factura y no antes.  Para ello debían acogerse a ese régimen en la Agencia Tributaria. Pero su implantación ha llevado más dolores de cabeza de los deseados.

Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, sólo el 1% de los posibles beneficiarios se ha inscrito en el sistema. El 32% de los que permanecen fuera de él argumentan que les resta competitividad, según una encuesta realizada por la Confederación Intersectorial de Autónomos. El problema es que inscribirse al sistema afecta también a los clientes, que no podrán deducirse las cuotas soportadas de IVA en sus declaraciones trimestrales hasta que no paguen las facturas.

Llama la atención que casi el 28% de los encuestados respondan que no se inscribieron porque desconocían la existencia del sistema. Además buena parte de los encuestados no acogidos al IVA de caja, un 25%, argumenta que el sistema actual no le supone ningún problema.

Una mayoría de los que han entrado en el sistema, el 53,3% lo valoran positivamente, sin embargo muchos de ellos, 4 de cada 10, lo rechazan. En general la medida cosecha un gran descontento. Sólo el 6,2% de los encuestados dice que el régimen es suficiente para resolver el adelanto del IVA, frente al 65% que dice que no lo es.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *