Razones por las que un directivo elige tener un coach (y los beneficios que alcanza)


coachparapymes

Javier González,

Coach y CEO de Magna Coaching


“Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe, cuando su trabajo está hecho y su meta cumplida, ellos dirán: Lo hicimos nosotros”. Lao Tzu

Los directivos son personas que también necesitan ayuda en su desarrollo personal y profesional, sobre todo por la gran carga de responsabilidad que tienen en su profesión. No es fácil dirigir a personas y hacer que el negocio crezca con la aportación y optimismo por parte de su equipo y cada vez es más frecuente que esos equipos se encuentren deslocalizados por lo que necesitan ser gestionados de una manera diferente.

Deben mantenerse al día en el área de negocio en el que se encuentren y también seguir formándose tanto en habilidades y conocimientos profesionales que les ayuden a alcanzar puestos más importantes en su organización.

Tres razones por las que elegir un coach:

  • Crecimiento. Todas las personas necesitamos desarrollar nuestro potencial hacia una meta que nos satisfaga y en la que nos encontremos plenamente satisfechos. El directivo a su vez necesita crecer también en su propia organización y buscar oportunidades de desarrollar trabajos diferentes y de conocerse y conocer a sus equipos. El coach le hará explorar sus fortalezas y poner en práctica todo aquello que aprendió durante su vida profesional para llevarlo a las más altas cotas de eficacia.
  • Inteligencia emocional (IE). Una de las áreas olvidadas en el desarrollo de equipos y sobre la que tendemos a mostrarnos tal como somos, sin formación específica ni desarrollo posterior a lo que creemos debemos hacer. El coach fomentará el conocimiento personal de la IE en el directivo y además creará el espacio adecuado para que el directivo establezca su propio plan de acción para adquirir la IE necesaria y convertirlo en un hábito para liderar equipos de alto rendimiento.
  • Objetivos. Los directivos trabajan por objetivos y están muy acostumbrados a elaborarlos y realizar el seguimiento, pero cuando eso se contrapone a su desarrollo profesional y personal, la similitud no es tan inmediata porque interviene una variable emocional con la que no se cuenta para los objetivos de negocio. El coach ofrece el espacio de aprendizaje adecuado para aplicarse objetivos personales en su vida y comprender que balancear su vida profesional y personal, así como la de sus empleados es el mejor camino para conseguir grandes logros

El coach establece un entorno adecuado para centrar al directivo en conseguir la mejora de aspectos de su vida que siempre ha querido cambiar y que todavía no ha encontrado el momento o la motivación adecuada para iniciarlos; desarrollar habilidades de comunicación y estrategias de comportamiento que sirvan a sus objetivos y la apertura de diferentes opciones que harán que el directivo pueda elegir con plena libertad lo que quiere hacer y sobre todo cómo lo quiere llevar a cabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *