¿Qué retos afrontan las pymes que venden online?


packlink-ecommerce

Redacción | Madrid

17 de julio de 2015


En España hay 27 millones de internautas y de esos, 12 millones suelen comprar por Internet. Es lo que dice el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que pertenece al segundo trimestre de 2014. Habrá que esperar a que lleguen datos recientes pero se podría afirmar sin miedo a pillarse los dedos que en la actualidad seguro que se han superado esas cifras. El sector del e-commerce registra unos crecimientos envidiables. Sólo hay que echar un vistazo a la media de los últimos doce trimestres: desde enero de 2011 hasta junio de 2014 se ha situado en el 18,8%, y eso mientras se cernía sobre la economía una segunda recesión y el consumo caía en picado. Precisamente para compensar esa rebaja del consumo interno el e-commerce ha sido una vía de salvación, una manera de exportar. Volviendo al segundo trimestre de 2014 se puede ver cómo el volumen de negocio por ventas hechas en otros países representó el 40,8%.

Pero las cosas dentro del país no es que estén yendo mal. Según un informe elaborado por la compañía RetailMeNot, España ocupa la cuarta posición en lo que a consumo vía comercio electrónico se refiere. Los españoles gastaron de media 604 euros y se prevé que aumente hasta los 658 euros este año. La clasificación la lidera Reino Unido, con un gasto medio de 1.413 euros el año pasado, seguido de Alemania y Francia, cuyo gasto medio no baja de los 1.000 euros. Según el Observatorio Cetelem E-Commerce  lo que más valoran los clientes a la hora de comprar online es el precio, la variedad de productos, la facilidad de pago y la comodidad. La experiencia debe ser buena, puesto que el 98% de los consumidores encuestados por esta firma manifiestan que tienen intención de comprar online.

Según la CNMC las ramas de actividad que mayor pedazo de la tarta del e-commerce se llevan son las agencias de viajes, las aerolíneas, las empresas dedicadas al marketing directo, las de venta de textil, las de transporte terrestre de viajeros, las de ticketing y las de alimentación. En todos estos sectores, es cierto que en unos más que en otros, hay multitud de pymes que ya se han subido al carro.

Pero ¿Cuáles son las tendencias? Según el Informe del Observatorio de eCommerce, en el que, entre otros, participa la plataforma de comparación y contratación online de servicios de mensajería Packlink, un 44% de los negocios de venta online encuestados (unos 4.500) espera aumentar sus ventas este año 2015 en un 10%. El 37% espera que también crezcan las ventas aunque estarán por debajo de ese 10%. La clave de ese crecimiento está en el aumento de personas que se animen a comprar por Internet y no en una subida del ticket medio. En este sentido el 60% de los encuestados cree que la factura media se mantendrá estable sin grandes incrementos.

Lo que se observa en las tendencias es cierto freno a la expansión internacional. El 56% de los encuestados pretende aumentar su presencia en el exterior, los mismos que pretendían hacerlo en 2014. Hay un importante número de negocios, que representa el 44% de los encuestados, que no tiene previsto abrirse al extranjero. Uno de los motivos está en la logística, que puede encarecer mucho el producto.

Para solventar ese problema existe una plataforma, Packlink, que ayuda a sus clientes a contratar servicios de paquetería a nivel nacional e internacional con un ahorro de hasta el 70% sobre el precio público de los transportistas. “Muchas pequeñas y medianas empresas necesitan soluciones para envíos, y además en muchos casos es el primer obstáculo que tienen para poder crecer”, reconoce el director de Packlink, Javier Bravo. Por eso la empresa está ultimando la plataforma dedicada a pymes que nacerá con el nombre de Packlink Pro.

Lo que se ha observado a lo largo de la breve historia del e-commerce es que aquello que parecían grandes obstáculos se han ido salvando poco a poco. Primero la conexión a Internet no era muy veloz y hoy ya contamos con ella hasta en los móviles. Después muchos internautas temían por su seguridad a la hora de hacer pagos con tarjeta y hoy se está viendo como poco a poco ese miedo va quedando atrás. Hoy hay retos para muchos comerciantes, principalmente pequeños y medianos, como la paquetería, y es curioso cómo ha sido la propia filosofía del e-commerce (como la venta online de servicios de logística), la que está trayendo soluciones al sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *