“Si las reglas acordadas no se cumplen, esto tiene un coste para la pyme”


foto-socias-silvia-guarnieri

Redacción

Madrid


Silvia Guarnieri fue la invitada del último de nuestros Desayunos Sí a la Pyme de este 2016, celebrado en esta ocasión en el céntrico Restaurante Paradís en Madrid. Un nueva cita en la que propietarios, gestores y directivos de pequeñas y medianas empresas pudieron compartir un agradable desayuno coloquio en el que exponer y compartir ideas, inquietudes y experiencias

Silvia Guarnieri es una de las profesionales en España con más horas de experiencia en coaching ejecutivo. Ha dedicado más de 7.000 horas a procesos de coaching individual y de equipos, lo que la acredita como MCC (Master Certified Coach) por la Federación Internacional (ICF). Su mayor ocupación se desarrolla en la Escuela Europea de Coaching (EEC), donde coordina el diseño, la elaboración y la impartición de los programas de formación y capacitación.

Además es coautora del libro No es lo mismo, junto a Miriam Ortiz de Zárate. Una obra que profundiza en la disciplina del coaching y analiza la fuerza del lenguaje para el desarrollo del liderazgo personal y profesional.

Silvia Guarnieri acudió a nuestra cita además acompañada de Eva López-Acevedo, socia fundadora y directora ejecutiva de la Escuela Europea de Coaching, licenciada en Derecho y experta en la implantación de proyectos de desarrollo en las organizaciones.

“Establecer una serie de reglas es clave”

Bajo el título “Pymes que emocionan, pymes ganadoras”, la experta en coaching empresarial destacó en el Desayuno Sí a la Pyme algunas de las diferencias en el plano personal y profesional que deben afrontar los directivos de una pyme. ¿Cómo gestionar las relaciones estrechas y la distancia necesaria para resolver conflictos? ¿Cómo revocar compromisos sin ser traidor ni sentirse traicionado?…Dudas que día tras día se formulan muchos propietarios y gestores de pymes y que a menudo influyen más de lo que debieran en la productividad y buen funcionamiento de la empresa.

Para Silvia Guarnieri las reglas resultan muy importantes en una pyme  si se desea alcanzar una buena gestión de equipo: cómo son las reuniones, cómo se establece un feedback en la plantilla, cómo y cuanto hablamos por mail, si nos llamamos en horario extralaboral o no….Tanto Silvia Guarnieri como su socia Eva López-Acevedo coincidieron en señalar que “hay que apostar por determinar dichas reglas, que pueden ser cambiadas si es conveniente, pero siempre han de estar escritas y consensuadas.”

¿Y qué hacer si alguno de nuestros empleados se salta alguna de estas reglas? Entonces debemos “establecer un feedback adecuado. Es decir, no puedo castigar y reprender y ya. Debemos hacer ver el vacío que se genera por faltar a esa regla y como la maquinaría no funciona igual. La persona que lo ha hecho debe reparar esa falta.Establecer unas reglas no es la ley mágica para que alguien comience a hacerlo todo bien. Los comportamientos humanos no cambian de un día para otro, hay que repetirlo si se falla, y saber que esa advertencia continua tiene que estar clara desde las reglas.”

Asimismo y en relación a cómo mejorar la correcta gestión de los equipos, Eva López-Acevedo quiso destacar que “no debemos pasar de una empresa hiper-resultadista (la empresa de hace muchos años donde las personas daban igual) a una hiper-relacional (muchas actuales, donde parece que solo importa cómo nos llevamos)”. En todo este proceso “hay que saber los errores que se cometen y no ser tolerante ya que la tolerancia es una confrontación diferida”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *