Soy una pyme y quiero franquiciar mi negocio, ¿Me lanzo este año?


franquicias

C.Estévez

9 de marzo de 2015


 Tienes un buen producto ya consolidado, un negocio probado, una creciente demanda, un amplio mercado… y te planteas franquiciar tu negocio. Pero ¿Cómo reconocer si 2015 es el año adecuado? Para comenzar tenemos que contarte que la actual situación del negocio de las franquicias registra en general, un buen momento. Para corroborarlo basta con recordar, por ejemplo, que cuatro franquicias españolas se encuentran entre las 100 más rentables del mundo según la lista elaborada por la consultora francesa Franchise Direct. La que figura en primer lugar es Dia, en el puesto numero 15, seguida por la marca No+vello que ha pasado en tan sólo un año de la posición 112 a la 41. Dos empresas españolas más ocupan un sitio entre las 100 más rentables: NaturHouse y 100 Montaditos. En palabras de Xavier Vallhonrat,
Presidente de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) “el sistema de franquicias se encuentra en una tendencia positiva, que estamos seguros se mantendrá en 2015, con crecimientos moderados en todas sus variables: número de redes, establecimientos, empleos generados y facturación. Un año nuevo que afrontamos con buenas perspectivas, conscientes de que lo peor ya ha pasado y de que comenzamos un periodo ascendente, en el que la imagen de la franquicia, como modelo de negocio, sigue estando en primera línea.

¿Cómo reconocer si es el mejor momento para mi pyme?

Antes de decidirte a franquiciar tu negocio deberías hacerte las siguientes preguntas:

♦ ¿Cuentas con un buen producto o servicio?

Si tu propuesta es realmente innovadora en su concepto, en composición, presentación y además tiene una buena relación calidad-precio facilitarán al futuro franquiciado un margen de rentabilidad interesante. Si a ello unes la opción de que el negocio ya ha sido probado y funciona es un buen momento para emprender la senda de la franquicia.

♦ ¿Hay mercado?

Antes de decidirte a franquiciar tu marca deberás analizar la demanda actual de tu producto ya sea a nivel nacional o internacional. Si el público ha acogido muy bien tu propuesta y detectas clientes potenciales a los que no puedes llegar con tus medios… es buen momento para plantearte las ventajas de crear tu franquicia.

♦ ¿Tienes pensada una estrategia?

Como futuro franquiciador debes analizar qué tipo de enseña quieres, para lo que deberás diseñar un proyecto de franquicia. Dicho proyecto debería incluir las condiciones económicas (canon de entrada, royalties, margen de negocio…), el modelo de funcionamiento, los resultados y la rentabilidad que se espera conseguir; además de los inevitables aspectos jurídicos. Lo más aconsejable es dejarse asesorar por firmas especializadas que te ayudarán en las tres fases clave de un lanzamiento de un sistema de franquicia: planeación estratégica, ,nstrumentación del proyecto y comercialización de la franquicia.

♦ ¿Es lo más adecuado para mi empresa?

Si crees que en tu pyme existe una necesidad de expansión y que franquiciarte te aportará una mayor ventaja sobre tus competidores, ambas señales pueden ser dos claros indicativos de que es una buena oportunidad para tu negocio. Recuerda que inevitablemente perderás control sobre tu marca, por lo que ésta debería estar plenamente consolidada y además ser fácilmente repetible, es decir, que pueda clonarse con las características uniformes que generan su éxito.

Franquicias españolas en las que inspirarte…

Todas estas pautas fueron en su día seguidas por los fundadores de empresas tan existosas como Lizarran,  MasQMenos o la cadena de franquicias de gimnasios Rockgym que llegan de la mano de los creadores de las peluquerías Marco Aldany.

Entre las dedicadas al sector de la alimentación destaca el caso de llaollao, la pyme dedicada a la venta de yogur helado. Su fundador Pedro Espinosa recuerda que en su momento “franquiciar permitió que un modelo de negocio como llaollao tuviera un ritmo de crecimiento que no podría concebirse por medio de cualquier otra fórmula. Contábamos con tres locales propios, una primera muestra de las enormes posibilidades de nuestro modelo de negocio que fueron de hecho el respaldo que nos empujaron hacia una mayor expansión.” Otro ejemplo de franquicia de éxito en este caso por sus peculiares condiciones económicas es La Andaluza Low Cost. En dos años de vida, la franquicia de hostelería ha abierto 80 locales por toda España gracias a un modelo innovador: no cobrar canon de entrada, ni royalties mensuales. Su sistema de negocio se basa en el éxito de cada uno de los locales, que repercute en el de toda la cadena.

En definitiva, la franquicia puede ayudarte a desarrollar tu actividad empresarial, a reducir el riesgo económico-financiero y comercial, abrir nuevos mercados, expandir tu negocio, recibir incluso ideas y experiencias sin coste alguno y ante todo dar una mayor notoriedad a tu marca y presencia en el mercado. ¿Te lanzas?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *