¿Tienes tu pyme asegurada de forma eficaz?


foto-seguro

Redacción

Barcelona


Una de las decisiones que debes adoptar con mucha atención es, sin duda, la de asegurar tu empresa ante posibles imprevistos que pueden acabar incluso con el cierre del negocio. Actos vandálicos, una explosión generada por una incorrecta manipulación, un cortocircuito, la acción de la naturaleza…, especialmente las pequeñas y medianas empresas son más vulnerables a la hora de afrontar las consecuencias de un lesivo accidente en sus instalaciones.

Desde Liberty Seguros nos recuerdan las coberturas generales y específicas más habituales en las pymes de nuestro país ¿Las tienes contempladas en tu negocio?

-Coberturas generales y completamente necesarias:

Incendio, rayo y explosión

Riesgos extensivos: fenómenos climatológicos, daños por agua, actos vandálicos, impacto de vehículos.

-Coberturas opcionales pero importantes:

Robo, bien de contenido, bien de dinero en metálico, incluso durante el transporte, e incluso los desperfectos que genere el robo (rotura de cristales, butrón, etc.)

-Cobertura sobre daños eléctricos: cortocircuito, sobre tensión…

-Cobertura por pérdida de beneficios: Desde Liberty Seguros nos la recomiendan encarecidamente “ya que es muy útil pero no suele conocerse. Esta cobertura cubre los ingresos que una empresa deja de percibir a causa de un siniestro. Comprende tanto el beneficio bruto que hubieras tenido de no haber sufrido el siniestro, así como los gastos permanentes que tienes que seguir pagando a pesar de haber tenido el siniestro (salario de los empleados, suministros, amortizaciones)”.

-Coberturas específicas según la actividad de tu pyme:

Rotura de maquinaria: cualquier daño que tengas en tu maquinaria. Es muy recomendable para aquellas empresas que basen su actividad en la fabricación, ya que dependen en gran medida del buen funcionamiento y estado de su maquinaria.

Derrame de líquidos: si en tu negocio almacenas líquidos, bien como materia prima, bien como materia final, y el depósito en el que los almacenas se rompe, esta cobertura cubre tanto el líquido derramado, como los desperfectos que éste ocasione en tus instalaciones o en otros productos. Esta cobertura es vital para aquellas empresas que se dedican a la producción alimentaria, principalmente para bodegas y almazaras (fábricas de aceite).

En definitiva, para asegurar correctamente tus bienes y estar tranquilo sabiendo que tiene las mejores coberturas, lo recomendable es acudir a un mediador especialista, un profesional que podrá asesorarte considerando tus necesidades particulares y adaptando los servicios a tu medida. Ellos conocen los riesgos habituales, así como los específicos de tu negocio y siempre sabrán qué coberturas necesitas para tu negocio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *