Los 3 mitos sobre los millennials


millenials-encuesta

Daniel Hernández | Madrid

7 de agosto de 2015


Sólo usamos el 10% (hay quien dice que menos) de nuestro cerebro. Los peces sólo tienen dos segundos de memoria. Si saltasen todos los chinos a la vez, cambiaría de sentido la rotación de la Tierra (claro, ¡son tantos!). Todo es falso. Resulta curioso que cuando el común de los mortales habla de ciencia sea para pronunciar una de esas frases que no es más que un mito. Tienen una base cierta, si, pero por no se sabe muy bien qué, acaba desvariando. Es algo que ocurre con ciertos fenómenos: surgen, se habla muchísimo, llega a la boca de todos y ahí se moldea hasta hacerlo prácticamente irreconocible. Uno de esos fenómenos es el de la generación del milenio, o los millennials. Para entendernos: los que hoy tienen entre 19 y 36 años. Creer a pies juntillas todo lo que se dice sobre ellos no es bueno, sobretodo si nuestro cometido es el de captar talento para la empresa. Un estudio de la consultora norteamericana CEB recoge los tres principales mitos sobre los millennials y los desmonta.

Mito 1: los millennials prefieren colaborar antes que competir

Sería un cambio bastante significativo en la forma de pensar norteamericana. ¿Cuántas veces se escucha la palabra loser en series como Los Simpsons? Muchas ¿verdad? ¿Qué a cambiado entonces? Según la encuesta de CEB no ha cambiado nada, al contrario, ese afán por competir y no ser un “perdedor” crece entre los trabajadores más jóvenes. Un 58% de los millennials contesta que estaría dispuesto a comparar su rendimiento con el de otros compañeros frente al 48% de otras generaciones. Así que la conclusión a la que llega el estudio es que en realidad los millennials son más competitivos que los demás.

El informe habla de estimular esta faceta mediante gamificación. Este fenómeno, también conocido como ludificación, consiste en introducir mecánicas de los juegos a entornos no lúdicos. Se trata de implementar tareas por las que se consiguen puntos y se ganan gratificaciones como tiempo libre por ejemplo. En conclusión, las empresas que más provecho sacan a los millennials son aquellas que crean oportunidades para que su impacto sea visible.

Mito 2: Los millenials confían en sus compañeros para hacer su trabajo

Una cosa lleva a la otra. El anterior mito lleva a desmentir este. En realidad esta generación no confía en sus compañeros en cuanto a trabajo se refiere. Hay varios datos de la encuesta que sostienen esta afirmación. El 37% de los millennials confían sólo en sí mismos para terminar una tarea con precisión, superando en 10 puntos porcentuales al resto de generaciones.

Esto no significa que no se pueda tomar uno un café con un millennial. En esto coinciden todas las generaciones: el 36% de los millennials y los no millennials admiten tener una relación cercana y personal con otros compañeros de trabajo.

Por tanto la tarea en este caso consiste en fomentar la colaboración y enseñar las ventajas de la misma. El documento recomienda usar autoevaluaciones para comprender cómo otros han influido en nuestro éxito personal. Lo ideal también es cuantificar el rendimiento de esa red de colaboración y dirigirlo hacia acciones que generen valor.

Mito 3: Los millennials quieren ganar posiciones en la empresa

Totalmente falso. Lo que se concluye es que la generación del milenio quiere ganar experiencia y si esta no se la da la empresa en la que trabaja, tiene menos problemas que otros para cambiar. El 51% afirma estar buscando ofertas externas frente al 37% de los componentes de la generación X (nacidos entre los 60 y principios de los 80) que lo hacen y el 18% de los de la del baby boom.
Pero cuidado, no hay que confundir las cosas: un millennial desea irse de nuestra empresa sólo si no hay oportunidades. De hecho el 53% contesta que las oportunidades de trabajo interno son deseables. En pocas palabras: ansían experiencia antes que una promoción fulgurante.

Por tanto lo importante aquí es hacer ver las limitaciones que tiene la movilidad y que los millennials sean capaces de identificar otras oportunidades para desarrollar las mismas habilidades y experiencias sin cambiar de empresa.

Cualquier director de Recursos Humanos o encargado de la contratación de toda pyme debe olvidarse de estos mitos, si es que los tenía en la cabeza, si quiere aprovechar el talento que brinda esta generación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *